Culpables del caso Bankia según Rato

No Comentado

rodrigo rato

Rodrigo Rato, expresidente de Bankia, ha repartido responsabilidades sobre la crisis que desembocó en la nacionalización de esta entidad.

El exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el actual Ejecutivo, la auditora Deloitte e incluso el Fondo Monetario Internacional, todos han sido señalados por Rato.

Rato ha asegurado que el 2 de junio de 2010 el entonces gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, “que conocía con detalle la situación de las cajas”, le convocó a una reunión en su despacho con el presidente de Bancaja, José Luis Olivas.

Fue entonces cuando el gobernador le conminó a incorporar a Bancaja en la fusión que Caja Madrid ultimaba con La Caja de Canarias, Caixa Laietana y las cajas de Ávila, Segovia y Rioja, según ha explicado Rato.

Además, Rato ha hecho mucho hincapié en que todo el proceso de fusión “estuvo controlado por el regulador”. El exgestor de Bankia ha afirmado que las siete entidades que se integraron en BFA (la matriz de Bankia) llevaron a cabo una integración “transparente”.

El expresidente de Bankia también ha querido poner en evidencia el papel de este organismo en la salida a Bolsa de la entidad. En este sentido, Rato ha asegurado que el Banco de España nos indicó que debíamos ser más ambiciosos”. Rato ha dicho que el regulador les dijo que podrían captar más inversores en su salida a Bolsa de los previstos por los gestores de Bankia.

Rato ha asegurado hoy también que fue el propio Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y el Banco de España quienes le mostraron su preocupación por si la entidad daba un paso atrás y no salía a Bolsa. También explicó que cuanto Bankia salió al mercado, hace ahora un año, algunas otras grandes entidades no salieron ante la “inestabilidad” de los mercados.

Sin embargo, en esos momentos “tanto el Gobierno como el Banco de España me trasladaron su preocupación que para España tendría la no salida a bolsa de Bankia para la confianza del país”, ha defendido el ex presidente de la entidad.

De alguna manera, Rato también ha salpicado al Gobierno actual de Mariano Rajoy, ya que ha asegurado que el 4 de mayo presentó al Ministerio de Economía un nuevo plan que “nunca se aprobó”.

Rato ha explicado que, “al ver la inquietud del entorno internacional sobre el sistema financiero español, Bankia envió un nuevo plan de saneamiento al Banco de España y al Ministerio de Economía el pasado 4 de mayo”.

En este sentido, Rodrigo Rato ha asegurado que Bankia y BFA tenían prevista pedir una nueva línea de préstamo al FROB (“no subvenciones”) para este año de 6.000 millones de euros, mientras se reducían los consejos de administración de las dos entidades. Este plan era cuatro veces inferior al requerido, y después aprobado, por su sucesor, José Ignacio Goirigolzarri, que supone unos 24.000 millones.

Rato ha hecho alusión en repetidas ocasiones durante su intervención a esta auditora, que al final de su mandato hizo salvedades a las cuentas de la entidad de 2011 y no las quiso firmar.Sin embargo, el expresidente de Bankia ha intentado dejar en evidencia el trabajo de Deloitte al decir que las cuentas de la primera mitad del año fueron auditadas por esta firma el 28 de julio, es decir, después de la salida a bolsa.

Entonces, ha subrayado, Deloitte firmó las cuentas sin salvedades y sin poner de manifiesto en ningún órgano de la entidad que existía un riesgo para el grupo, lo que difiere totalmente de la versión que un representante de la auditora dio en el primer consejo de Bankia tras la marcha de Rato, según fuentes consultadas por Efe.

Sin embargo, el exvicepresidente del Gobierno ha reconocido que Deloitte puso en duda que BFA, la matriz de Bankia, pudiera absorber en los próximos 18 años los créditos fiscales derivados de los saneamientos hechos por el grupo. No obstante, ha explicado que ese riesgo se eliminaba con el plan de saneamiento que Bankia había encargado a la propia auditora y que finalmente no se aprobó.

Rato incluso ha tenido críticas para su excompañeros del Fondo Monetario Internacional (FMI). Ha asegurado que la situación de Bankia empeoró al tiempo que la situación macroeconómica sufría un fuerte deterioro que no se podía prever cuando él asumió la presidencia de Caja Madrid, ni siquiera cuando se creó Bankia. También ha comentado que ni el Gobierno ni el FMI supieron prever esta recaída económica, en la que “la liquidez ha volado por los aires”.

Por ello, Rato ha explicado que desde diciembre de 2011 hasta el momento actual se han generado unas necesidades de capital de 14.000 millones de euros para Bankia.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

La morosidad de la banca, en el 8,22% noticiasbancarias.com/economi…

Hace alrededor de 24 minutos del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress