JPMorgan apuesta por la banca italiana

Comment Off

JPMorgan apuesta por la banca italiana

JPMorgan Cazenove considera que la “recompensa por el riesgo es menos atractiva” en el caso de los grandes bancos españoles por el aplanamiento del Euríbor, la incertidumbre política y las preocupaciones por las posibles devoluciones del IRPH.

De esta forma, el banco de inversión señala su preferencia en el sur de Europa por Italia que por los bancos españoles en un contexto de bajas tasas que pesan sobre la rentabilidad doméstica, según consta en un informe europeo publicado la semana anterior.

En concreto, J.P. Morgan valora en un promedio del 3% por debajo del consenso del mercado los ingresos netos entre 2019 y 2021 en las entidades domésticas españolas, con un recorte del 2% para BBVA y Santander.

Este informe incide en que la inestabilidad de la política española es un riesgo que el mercado no ha valorado totalmente. Asimismo, acusa de este impacto negativo a la gestión de excedentes (Alco) y al exceso de liquidez del Banco Central Europeo.

Por último, JPMorgan sube el precio objetivo de la acción de Santander de 5 a 5,2 euros, mantiene en BBVA (5,85 euros), Sabadell (1,05 euros) y Bankia (2,65 euros), toda vez que recorta el de las acciones de Caixabank (de 3,70 a 3,55 euros) y Bankinter (de 6,9 a 6,85 euros).

Los expertos de JP Morgan revisan este jueves su estrategia sobre el sector bancario europeo y aprovechan para recordar que siguen siendo “selectivos” y que prefieren bancos estadounidenses, “con mejor riesgo-recompensa”.

Los resultados del primer trimestre vuelven a poner en evidencia los principales problemas de los bancos del Viejo Continente, indica JP Morgan. Así, destaca que éstos aún no son estructuralmente rentables; que los catalizadores positivos para el BPA (beneficio por acción) son limitados en ausencia de una normalización de la política de tipos; y que los ajustes de costes, si los hubiera, han sido más una reacción a la debilidad del entorno que un esfuerzo por abordar la débil rentabilidad estructural.

“Seguimos siendo selectivos y mantenemos nuestra exposición en Europa a través de UniCredit y Commerzbank, mientras que el resto de nuestra cartera se centra en regiones con alto crecimiento a través del banco belga KBC y de Standard Chartered, y en la rentabilidad por dividendo a través de UBS y Natixis”, explican estos analistas. “Evitamos bancos con baja generación de capital, beneficio operativo cerca de los requerimientos mínimos y alta sensibilidad a los tipos, como los bancos domésticos españoles”, añaden.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados