Erste Group Bank pierde 1.442 millones en 2014

No Comentado

Erste Group Bank pierde 1.442 millones en 2014

La entidad austríaca Erste Group Bank, participado en un 9% por CaixaBank, perdió 1.442 millones de euros en 2014, a pesar de los 42 millones que obtuvo durante el último trimestre del pasado año.

“Nuestro beneficio neto se ha visto impactado por dos factores: la situación en Rumanía y los préstamos en divisas foráneas en Hungría. En ambos países hemos solucionado esos problemas”, ha dicho en una teleconferencia el consejero delegado de Erste, Andreas Treichl. Las acciones de la entidad subían en la Bolsa de Viena esta mañana por encima del 1% por los buenos resultados del cuarto trimestre de 2014, ya que los analistas habían ya descontado las pérdidas asumidas para sanear las cuentas en Europa del Este.

Erste es propietario del banco más grande de Rumanía y del segundo más grande de Hungría, países que en los últimos años han pasado por crisis económicas y cuyas monedas se han devaluado. En Hungría, además, el Gobierno impuso un tipo de cambio fijo a la moneda nacional, el forinto, para los créditos concedidos en divisas extranjeras (francos suizos) y cuya diferencia con la cotización real debían sufragar los bancos. Según calcula el banco, esa medida en Hungría le ha costado 312 millones de euros, mientras que la filial en Rumanía, Banca Comerciala Romana (BCR), ha tenido unas pérdidas de 614 millones de euros, en gran parte para sanear su cartera de créditos morosos. “Nuestra previsión para 2015, 2016 y 2017 es que no habrá más sorpresas negativas”, ha indicado Treichl.

Los ingresos operativos bajaron ligeramente en 2014 hasta los 6.877,9 millones de euros, comparado con los 6.995,1 millones del año anterior. En el cuarto trimestre, Erste obtuvo un beneficio neto de 42 millones de euros, lo que para la entidad es una prueba de que las medidas de saneamiento emprendidas han sido acertadas. “La vuelta a los beneficios en el cuarto trimestre demuestra lo adecuado de las duras medidas tomadas a mediados de 2014”, ha indicado el responsable máximo del banco.

La entidad vaticina que el crecimiento en las mayores economías de Europa Central y Oriental será en 2015 de entre un 2 y 3%. Sobre los riesgos para el futuro, la entidad apunta a Croacia, donde existe una legislación para proteger a los tomadores de créditos en francos suizos. Además, existe la incertidumbre en Grecia y el conflicto en Ucrania, que podría tener “un impacto negativo en el entorno operativo de Erste Group”, ha dicho Treichl.

Actualmente, CaixaBank mantiene una participación del 9,9% en Erste Group Bank, entidad con más de 16 millones de clientes en Austria y Europa del Este.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)