Liberbank entra en el negocio del alquiler de inmuebles

Comment Off

Liberbank entra en el negocio del alquiler de inmuebles

Liberbank, el banco participado por la Fundación Bancaria Cajastur, ha entrado en el negocio del alquiler de bienes inmuebles (desde viviendas a naves industriales) como una vía complementaria a la de la venta.

En ambos casos se trata de obtener rendimiento de los activos improductivos que acumula en su balance como resultado de adjudicaciones a consecuencia de impagos.

La operación tiene la ventaja adicional de que, en la medida en que los activos improductivos se ponen en rendimiento, alivian las ratios de solvencia de la entidad porque reducen las provisiones y dejan de consumir capital a efectos regulatorios.

Simultáneamente, la entidad, con una participación relativa muy baja en el mercado del crédito a empresas, está relanzando esta actividad como opción estratégica de crecimiento del negocio mediante el aumento del número de gestores especializados en la financiación de pymes (fundamentalmente medianas empresas) en sus territorios de origen (Asturias, Extremadura, Cantabria y Castilla-La Mancha) y medidas análogas, junto con el aumento de las oficinas especializadas en el negocio corporativo, en los mercados de expansión, fundamentalmente grandes ciudades con perspectivas halagüeñas por su dinamismo y tendencia al crecimiento.

La baja cuota de mercado de Liberbank en crédito corporativo (0,7% del negocio en España frente al 2% que controla en el total de la inversión crediticia del sector financiero) obedece a causas históricas (la baja presencia de las antiguas cajas de ahorros en ese segmento de mercado, dada su tradicional especializado en el préstamo hipotecario) y la prohibición que impuso el BCE a Liberbank tras el rescate español por la que hasta el 31 de diciembre de 2017 no podía aumentar su exposición al préstamo promotor y en general al crédito empresarial.

Liberbank y el banco malagueño Unicaja (también con origen en una antigua caja de ahorros), y con el que mantuvo conversaciones para una posible fusión que finalmente fracasó en mayo, mantienen así sus estrategias para continuar en solitario (aunque el consejero delegado de Liberbank admitió este verano su disposición a analizar fusiones que sean beneficiosas) en un contexto de tipos de interés ínfimos (e incluso negativos), y que podrían endurecerse el día 12, y de amenazas de desaceleración aún más acusada en la Eurozona.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados