Rodrigo Rato habla sobre la gestión de Bankia

No Comentado

Rodrigo Rato Bankia

Rodrigo Rato, exvicepresidente del Gobierno y expresidente de Bankia, ha dado hoy en el Congreso de los Diputados explicaciones por su actuación al cargo de la entidad financiera rescatada Bankia.

Rato ha comenzado la comparecencia afirmando que “el propósito es describir objetivamente la creación de Bankia, de forma que se despeje cualquier duda”.

“Nos atuvimos de manera estricta a la ley. No hubo costes para el contribuyente”, ha afirmado el exvicepresidente. “Era imprescindible buscar vías de recapitalización, por eso se configuró un SIP con cajas de menor tamaño, de acuerdo con la legalidad”, ha dicho Rato.

Rato, ha desvelado que Miguel Ángel Fernández Ordóñez, exgobernador del Banco de España, le conminó a incorporar a Bancaja en la fusión de Caja Madrid con otras cinco cajas más pequeñas y le tranquilizó sobre la situación de la entidad valenciana. En este sentido, ha manifestado que “el 2 de junio de 2010 el gobernador (Ordóñez) me citó a su despacho. Allí estaba José Luis Olivas, presidente de Bancaja. El Gobernador nos pidió que Bancaja se incorporara al SIP (la fusión).” El exvicepresodente ha cargado contra el gobierno de Zapatero: “La nueva normativa del Gobierno nos obligó a una nueva recapitalización, nuestro camino no era otro que el de la privada. Por eso se decidió la salida a Bolsa”.

Según el exdirgigente “popular”: “El Banco de España nos tranquilizó sobre la situación de Bancaja”. “Todo el proceso fue controlado por el regulador y fue de la mano de análisis de prestigio. El proceso fue transparente y riguroso”, continúa Rato. “Pero la crisis ya había explotado, hacía falta un ejercicio extra de rigor”.

Rato ha explicado que para elaborar las proyecciones financieras del grupo pidieron un informe a Analistas Financieros Internacionales (AFI), que fue posteriormente analizado por la consultora Deloitte. Este informe cifraba las pérdidas esperadas para el grupo en el año 2011 en 16.043 millones de euros, de los que quedarían por cubrir unos 6.790 millones brutos, una cantidad que “prácticamente” coincidía con la aportación del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Rato a apuntado que este informe también desglosaba los datos por cajas y que las pérdidas esperadas de Bancaja ascendía a 6.400 millones de euros, con unas necesidades de saneamiento adicional de 3.200 millones de euros brutos. Así, el conjunto de las siete cajas estaba “en condiciones de cumplir con los requisitos de capital” exigidos por Europa y con las pruebas de solvencia.

A pesar de ello, debido a que el entorno financiero había comenzado a deteriorarse desde finales del año 2010, Bankia decidió pedir un nuevo análisis a PricewaterhouseCoopers “en condiciones más estresadas”. Según este informe, las pérdidas esperadas y no cubiertas para 2011 ascendían a 11.500 millones de euros brutos, un saneamiento que el Banco de España consideró “excesivo”, por lo que finalmente se redujo la cantidad a 9.200 millones brutos, 2.700 millones más de lo que recomendaban los otros consultores.

Rato también se ha referido a la valoración que los inspectores del Banco de España hicieron de la situación de las cajas. Según el Banco de España, a Caja Madrid le correspondían 2.530 millones de euros del acuerdo del FROB, que permitía hacer unos saneamientos brutos de 9.313 millones de euros, con los que la entidad absorbería tanto los deterioros como las pérdidas esperadas.

Por su parte, Bancaja necesitaba unas dotaciones adicionales a las ya realizadas que suponían 225 millones de euros para créditos dudosos, 469 millones para créditos subestándard y 195 millones para inmuebles adjudicados. Rato ha subrayado que “todo el equipo profesional se sentía confortable con esta situación”, por lo que decidieron trabajar en la integración para “aprovechar las ventajas del nuevo tamaño de la entidad”.

El exvicepresidente se ha referido también a la volatilidad del mercado y la dura coyuntura económica imprevisible como una de las causas de la crisis de Bankia y ha recordado la multiplicación de la prima de riesgo por 12, desde que él se puso al frente de Caja Madrid: “La prima de riesgo era 250 en 2011 y ahora pasa los 600. Estaba en 50 cuando yo llegue a Cajamadrid. Se ha multiplicado por 12”.

Para Rato: “hemos vivido cambios regulatorios extraordinarios, los mayores de la historia desde el 29. Hace tres años había un centenar de entidades financieras, van a quedar 10 o 12 en tres años”.

Rato dimitió al ser consciente de que su plan para Bankia no sería aprobado Hoy ha reconocido que se vio “obligado” a dimitir de su cargo al frente de la entidad al ser consciente de que las autoridades no aprobarían el plan de saneamiento que encargó a la auditora Deloitte para reflotar la institución financiera. Así, para el exdirigente se interrumpía un “diálogo” que para el expresidente de Bankia es “fundamental” en el caso de las entidades financieras y no quiso plantear “enfrentamiento alguno”.

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter

El Ibex cede un 0,14% al cierre del lunes noticiasbancarias.com/bolsa/1…

Hace alrededor de 14 horas del Twitter de Noticias Bancarias vía NB_WordPress