Unicaja cierra 2012 con pérdidas

No Comentado

 Unicaja cierra 2012 con pérdidas

Unicaja Banco ha cerrado 2012 con 577 millones de euros de pérdidas después de impuestos, como consecuencia de los saneamientos extraordinarios que tuvo que realizar para cumplir los dos reales decretos referentes al sector bancario, que supusieron 1.204 millones de euros.

El presidente de Unicaja Banco, Braulio Medel, ha afirmado el pasado lunes día 25 en Málaga que si no se tienen en cuenta esas provisiones de fondos extras, el resultado sería de 76 millones de euros, lo que hubiera supuesto un 37 por ciento menos que en 2011.

Esas provisiones requeridas por ambos reales decretos se han cubierto sin aplazamientos, sin cargo a reservas, sin venta de activos o negocios estratégicos, sin ayudas y sin quitas sobre pasivos a los clientes. En definitiva, “a pulmón contra la cuenta de resultados”, ha apostillado.

El año 2012 fue “revolucionario, decisivo, trascendental y complejo”, ha manifestado. Sin embargo, ha destacado que la entidad financiera ha superado los principales retos, que permiten afrontar este ejercicio y los venideros “desde una posición de fortaleza”.

Así, ha incidido en que se mantiene como una de las entidades “más solventes” del sistema financiero al cerrar el año con un 11 por ciento de ‘core tier I EBA’ –capital principal–, dos puntos porcentuales por encima del nivel exigido desde el 1 de enero de 2013, un año que será “complicado”, aunque en menor medida que 2012.

Ha señalado que a fecha de 2013, en España, sólo hay cuatro cajas sin intervenciones: Unicaja, Ibercaja, Kutxa y la Caixa. En este sentido, ha hecho hincapié en la “autonomía económica e institucional” de la entidad, que mantiene el liderazgo de solvencia; reiterando que no se han recibido ayudas públicas, ni directas ni indirectas, y que no ha necesitado inyecciones externas de capital, manteniendo “su tradicional vocación social y territorial”.

Además, tiene “una holgada posición de liquidez superior a los 5.000 millones de euros, equivalente al 12,3 por ciento del total de activo consolidado”, hecho que permite afrontar “con comodidad” los vencimientos de los próximos años y le proporciona estabilidad “ante las incertidumbres que se puedan plantear”.

La morosidad en el banco es del 6,60 por ciento, cuatro puntos inferior a la del sistema financiero español. En este sentido, si se compara dicha ratio con noviembre, antes de la transferencia de activos a la Sareb –‘banco malo’– el diferencial aumentaría a 5,3 puntos. Medel ha explicado que dicha morosidad es un 46 por ciento inferior a la media española, con una tasa de cobertura de la misma del 80 por ciento.

El margen de explotación recurrente se ha incrementado un 40,8 por ciento respecto al ejercicio 2011. La gestión de precios y el mantenimiento de la actividad financiera han permitido aumentar el margen de intereses un 18,6 por ciento. Además, la rigurosidad en el control de costes ha permitido reducir los gastos de explotación un 3,5 por ciento, destacando la fuerte disminución de los gastos generales de administración (-6,5 por ciento). Dicha evolución ha propiciado una mejora de la ratio de eficiencia de 1,5 puntos porcentuales.

Unicaja Banco ha tenido, a cierre de 2012, un volumen de negocio total de 60.382 millones, de los que 34.030 corresponden a recursos administrados y 26.352 a créditos a los clientes.

Medel ha descartado la necesidad de desprenderse de activos estratégicos vía venta de participadas u otras operaciones financieras. Asimismo, ha apuntado a la fortaleza actual, que ha permitido que los recursos administrados de clientes hayan crecido un 2,2 por ciento.

Ha aludido a la importancia de la Responsabilidad Social, y ha dejado claro que Unicaja no ha emitido “ni un euro” en toda su historia en participaciones preferentes, por lo que, en este caso, “cero problemas”: “si no hay campanas no se puede repicar”.

Igualmente, Medel ha hecho referencia a los desahucios: “hemos procurado ser mucho más sensibles en los lanzamientos, que prácticamente se han congelado”. Así, ha pedido ser “coherentes y no arrastrarse por situaciones concretas”. “No se entiende que al mismo tiempo que se defiende la dación en pago se defienda que no exista el desahucio. O una cosa u otra”, ha opinado.

Ha defendido un parte de viviendas sociales asequibles para que todas las personas tengan acceso y ha lamentado que las antiguas Viviendas de Protección Oficial (VPO) “en algún momento y yo creo que no se midieron bien las consecuencias, desaparecen del escenario económico y social español”. En este punto, ha defendido que Unicaja sigue financiándolas: “creo que en Andalucía es la entidad que más financiación tiene a empresas públicas de vivienda, bien sean municipales o autonómicas”.

Medel ha informado de que la Obra Social tuvo un presupuesto en 2012 de 38,8 millones de euros, lo que permitió desarrollar casi 3.500 actividades de las que se beneficiaron, de forma directa, más de 2,3 millones de personas. El 54 por ciento del dinero total se destinó a asistencia y educación, el 24 por ciento a acciones relacionadas con la cultura y el resto a otras funciones.

La dotación para actividades de carácter asistencial a colectivos más necesitados se ha ido incrementando en los últimos años. En este sentido, ha garantizado que, aunque el presupuesto será menor que el año anterior, no bajará, en 2013, de los 30 millones de euros, y ha asegurado que no habrá que realizar ninguna venta de patrimonio de dicha Obra.

La educación financiera es otro aspecto al que se ha referido el presidente de Unicaja. Ha indicado que el portal Edufinet, con acciones dirigidas a la ciudadanía en general, recibe ya más de medio millón de visitas de 121 países; además de apoyar publicaciones que están disponibles para aquellos que quieran profundizar en aspectos financieros.

Este año “no será menos malo que 2012”, según Medel, quien ha indicado que será un ejercicio donde el Producto Interior Bruto (PIB) todavía va a bajar (-1,6 por ciento) y el desempleo subir, aunque sí ha precisado que lo harán en menor medida. “No es ni que la economía ni el paro vayan a mejor, sino que van a peor”, ha apostillado.

Sí ha admitido que la “esperanza” radica en que se cumplan “lo que todos los expertos aventuran, y con rara unanimidad, que se detenga ya el deterioro de la economía y empecemos a crecer modestamente”. En este punto, prevé un crecimiento del 0,7 por ciento para 2014.

Medel ha recalcado que, en su opinión, para crear empleo no es necesario que la economía deba crecer un dos por ciento: “no lo creo, eso no está escrito en ningún sitio. Según el momento se puede generar empleo con crecimientos modestos, cada situación es diferente”.

Sobre el crédito, ha dicho que no habrá una recuperación sostenida “porque no se dan las condiciones ni desde la oferta ni desde la demanda”. “No percibimos una demanda ni de empresarios ni de particulares”, ha apostillado, al tiempo que ha señalado que “sigue habiendo incertidumbre y episodios que definen un entorno que recomienda prudencia”.

Según el presidente de Unicaja Banco, 2013 va a ser un año asimismo “complejo”. Sin embargo, la entidad ya no tendrá que hacer dotaciones extraordinarias como en 2012, e incluso Medel ha afirmado que el banco “tendrá beneficios significativos”, si bien no ha querido adelantar cifras.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)