BdE prevé una tasa de paro del 27,1% en 2013

No Comentado

BdE

Banco de España pronostica “un repunte adicional” de la tasa de paro de 2013 hasta alcanzar el 27,1%”antes de descender a lo largo de 2014″ hasta situarse en el 26,8% como promedio, según su último boletín económico publicado este martes.

La entidad gobernada por Luis María Linde prevé también que la economía española caiga un 1,5% en 2013, en tanto que en 2014 se iniciará una recuperación “modesta” con un crecimiento del PIB del 0,6%.

Banco de España, en su último boletín económico, explica que el retroceso del PIB en 2013 llevará aparejada una “notable reducción” del empleo, del 3,8%, que implicará un aumento adicional de la tasa de paro. En 2014 se iniciará la creación neta de puestos de trabajo, lo que corregirá “ligeramente” el nivel de desempleo.

Estas previsiones son más pesimistas que las que realizó el Gobierno con vistas a los Presupuestos Generales del Estado, que apuntan a una caída del 0,5% este año y a un incremento del PIB del 1,2% en 2014, aunque el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el ministro de Economía, Luis de Guindos, ya anunciaron que serán revisadas a la baja el próximo mes de abril.

También son peores que las establecidas en febrero por la Comisión Europea (CE). En sus previsiones de invierno, Bruselas establecía que el PIB caería este año un 1,4% y subiría un 0,8% en 2014. La tasa de paro de España, según lo anunciado por Olli Rehn, sería del 26,9% en 2013 y en 26,6% en 2014. Este martes, el vicepresidente de la CE y responsable de Competencia, Joaquín Almunia, tras destacar que España “no tiene nada que ver con Chipre”, ha señalado que las previsiones de Bruselas y las del Gobierno español “se van acercando”.

En materia de déficit público, la institución gobernada por Luis María Linde afirma que el déficit, que cerró el 2012 en el 6,7%, se moderará al 6% este año y al 5,9% en 2014, previsiones mejores que las efectuó la Comisión Europea en febrero, que preveía un 6,7% de déficit para este año y 7,2% para 2014.

Esta mejoría se explica porque las previsiones del Banco de España sí se han hecho teniendo en cuenta que las medidas fiscales que deberían desaparecer en 2014, como el gravamen temporal del IRPF, patrimonio o la reducción de determinadas deducciones de Sociedades, no desaparecen. El Banco de España cree que la reversión de estas medidas, que suponen cerca del 1,2% del PIB, haría que el déficit recuperara la tendencia creciente.

 El impacto sobre la actividad económica que tienen los “procesos de ajuste”, esa reducción de déficit, es uno de los puntos que explica la caída del PIB del 1,5% que prevé el Banco de España para 2013. Otros son el desendeudamiento y la caída de las rentas de las familias.

El organismo prevé que las rentas laborales (los sueldos de los trabajadores) sigan cayendo durante todo el año, punto clave en la “aceleración de la caída del consumo privado”, hasta el -3%.

La debilidad de la demanda interna, que caerá un 4,3% este año por encima del 3,9% del año pasado, arrastrará a la inversión empresarial, que puede encontrar su impulso en la segunda mitad del año por las exportaciones de bienes y servicios, que crecerán un 3,8%. Las importaciones, según el Banco de España, retrocederán un 4,9%.

La demanda pública seguirá bajando con fuerza por el “proceso de consolidación fiscal”, según el Banco de España, que prevé que la reducción del déficit traiga “caídas en el número de empleados públicos y en las compras de bienes y servicios”.

El regulador, además, destaca que “según los planes presupuestarios conocidos de las Administraciones Públicas hasta la fecha” se estima que la caída de la inversión pública sea del 20%, la mitad que en 2012.

 Las nuevas previsiones del Banco de España parten de una situación de “acusada debilidad y elevada incertidumbre”, puesto que no han terminado de despejarse las dudas de la crisis del área euro a pesar de la “cierta normalización” que tuvo lugar en los últimos meses del año.

En este contexto, el supervisor cree que la economía española está realizando un ajuste “profundo” y “no exento de dificultades”, aunque el carácter transitorio de algunos factores que afectaron a la actividad en la última parte de 2012 permite pensar “con cautela” que la economía española podría estar superando la fase más aguda de la recesión.

De hecho, el Banco de España cree que la reversión de algunos de los impulsos contractivos recientes debería contribuir a que las caídas intertrimestrales de la demanda nacional se vayan moderando a lo largo de 2013. Esta situación, combinada con la progresiva recuperación de las exportaciones, debería permitir que el PIB se estabilizase hacia finales de este año y que volviera a crecer el año que viene.

 De cara a 2014, la institución prevé un “fortalecimiento gradual” de la actividad, con tasas de variación de PIB positivas, aunque “modestas” desde el inicio del año. El avance del PIB en 2014 se basará en mejoras de componentes de la demanda privada, como el gasto de los hogares, que podría alcanzar tasas positivas, mientras que la demanda exterior neta sigue contribuyendo al crecimiento, aunque menos.

En materia de empleo, el banco emisor asegura que la destrucción neta de puestos de trabajo se mantendrá en 2013. Así la tasa de paro escalará al récord del 27,1% este año, aunque empezará a bajar en 2014, cuando cerrará en el 26,8%. De hecho, cree que en 2014 se iniciará la creación neta de puestos de trabajo.

Sobre el saldo de la cuenta del resto del mundo, el Banco de España espera una “mejora sustancial” en 2013, ya que prevé una capacidad de financiación del 2,5% del PIB gracias, fundamentalmente, al comportamiento del saldo de bienes, que podría aproximarse al equilibrio. En 2014, la capacidad de financiación se ampliará al 3,5% del PIB.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)