Abanca espera recortar su morosidad por debajo del 3% en 2020

Comment Off

Abanca espera recortar su morosidad por debajo del 3% en 2020

Abanca ha anunciado que espera llegar al fin del trienio 2018-2020 con un ‘ROTE’ (rendimiento del patrimonio tangible) cercano al 10%, una morosidad inferior al 3%, un capital ‘CET1’ (la medida central desde el punto de vista del regulador) superior al 13% y un volumen de negocio por encima de los 75.000 millones de euros.

La semana anterior, la entidad realizó la cuarta convención anual de Abanca, se hizo un balance del Plan Estratégico 2014-2017 y dar comienzo oficial a una nueva etapa, para la cual Abanca se ha fijado como claves estratégicas la transformación de la entidad, la experiencia del cliente y la rentabilidad recurrente.

A la convención, celebrada en el Coliseum de A Coruña bajo el título de ‘Juntos mejor’, asistieron más de 4.000 empleados. En el encuentro han participado el presidente de la entidad, Juan Carlos Escotet; el consejero delegado, Francisco Botas; el director general de negocio España, Luis Beraza, y el director general de seguros, Álvaro García Diéguez.

Escotet Rodríguez ha iniciado las intervenciones con un resumen de los avances organizativos y de gestión logrados por la entidad desde su nacimiento en 2014. “Hemos superado los objetivos que nos habíamos marcado en el Plan 2014-17 en rentabilidad, crecimiento del negocio, capital, calidad de la cartera y satisfacción del cliente”, ha destacado.

En su intervención, ha asegurado que el “éxito” en el cumplimiento de estas metas ha permitido a la entidad ser “líder” del sistema financiero español en crecimiento del margen de intereses, así como ganar cuota de mercado en crédito, captación particulares, fondos de inversión, seguros de vida y no vida, y planes de pensiones.

Además, ha celebrado que Abanca ha construido “un balance sano y una posición de liquidez muy cómoda” que le sitúan “entre las entidades con menor riesgo problemático y con mayor porcentaje de crédito sobre depósitos (…) Esto significa que estamos creciendo sobre unas bases sólidas”, ha subrayado.

También se refirió a los tipos negativos, “que seguirán vigentes previsiblemente hasta 2019”; a la nueva regulación, “que va a poner el foco en las necesidades de capital y en el poder del cliente”, y a la presión competitiva de los disruptores, “que modificará el escenario competitivo e impactará en toda la cadena de valor”, como los factores que más van a afectar a la actividad de las entidades financieras.

Frente a estos retos, ha abogado por trabajar en los ámbitos del conocimiento del cliente a través del ‘big data’, la experiencia homogénea del cliente en todos los canales del banco, la ‘apificación’ tecnológica para ofrecer soluciones “cada vez más potentes” y la cultura de innovación como una actitud extendida a toda la organización.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados