Bankinter gana 403,6 millones entre enero y septiembre

Comment Off

Bankinter gana 403,6 millones entre enero y septiembre
Bankinter ha logrado un beneficio neto de 403,6 millones de euros entre enero y septiembre del presente año, según ha informado la entidad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La cifra supone un 7,3% más frente al dato del mismo periodo de 2017, cuando obtuvo 376 millones de euros.

Entre enero y septiembre, el banco logró un margen de intereses de 816,3 millones de euros, o que se traduce en una progresión de 6,7% en comparación con los 765 millones de euros contabilizados en las primeros tres trimestres del año precedente.

Asimismo, el margen bruto se elevó un 7,5% en lo que va de ejercicio, hasta situarse en 1.472 millones de euros, al tiempo que el margen de explotación alcanzó los 720,7 millones de euros, un incremento del 8,3% frente a los datos del mismo periodo del año pasado.

El banco contabilizó un beneficio antes de impuestos de 552,9 millones de euros hasta septiembre, un 6,8% más, mientras que las comisiones netas subieron un 6,2%, hasta 332,4 millones de euros y las provisiones de crédito y otros impactaron en 167,7 millones de euros un 6,8% más que en los mismos meses de 2017.

El ROE, o rentabilidad sobre el capital invertido de la entidad, se situó en e 13%, mientras que la ratio de capital CET fully loaded experimentó una mejora de 24 puntos básicos en lo que va de año y alcanzó al cierre de septiembre el 11,70%, muy por encima de las exigencias regulatorias establecidas para Bankinter en 2018 por el Banco Central Europeo (BCE).

Bankinter indicó que la calidad de los activos sigue una dinámica positiva, con una ratio de morosidad que mejora hasta alcanzar el 3,2%, lo que supone 52 puntos básicos menos que el mismo dato de hace un año, y 5 puntos básicos menos que el trimestre inmediatamente precedente.

Por lo que se refiere sólo al negocio en España, la mora alcanzó una cifra del 2,92%, menos de la mitad que la media sectorial.

Relacionado con esto, la cartera de activos inmobiliarios adjudicados se ha reducido en este periodo de manera “considerable”, hasta alcanzar un valor bruto de 366,1 millones de euros frente a los 470,8 millones de hace un año, y con una cobertura del 45,2%.

Por lo que respecta a la liquidez, el gap comercial de la entidad fue de 3.700 millones de euros, a la vez que la ratio de depósitos sobre créditos ascendió hasta el 94,4%.

De igual forma, los vencimientos de emisiones mayoristas previstos son de 800 millones en 2019 y otros tantos para 2020, para afrontar los cuales el banco cuenta con activos líquidos por valor de 13.200 millones de euros y una capacidad de emisión de cédulas de 5.500 millones de euros.

En cuanto al balance de la entidad, los activos totales del grupo sumaron un total de 76.280,7 millones de euros al cierre del tercer trimestre de este año, un aumento del 9,2% respecto al 30 de septiembre de 2017.

Respecto a la contribución de cada una de las diferentes líneas del negocio con clientes al margen bruto, la que realiza un mayor aporte continúa siendo Banca de Empresas, con un 29%.

La cartera crediticia de este negocio mantuvo su tendencia hasta alcanzar al cierre de septiembre los 23.700 millones de euros, un 7% más que hace un año, a la vez que las comisiones procedentes de este negocio crecieron un 11,4% respecto a las ingresadas en los primeros nueve meses de 2017.

Por su lado, la Banca Comercial, o de personas físicas, supone el 27% de todo el margen bruto del banco, con especial contribución por parte de Banca Privada y Banca Personal.

El patrimonio gestionado en la línea de negocio de banca privada sumó al cierre del tercer trimestre 37.100 millones de euros, lo que significa un 9% más que hace un año, y eso “pese al recorte producido en las carteras por el efecto mercado”. Mientras, el segmento de Banca Personal, sumó un patrimonio de 21.900 millones de euros, un 7% más, en contra de “la mala evolución de los mercados”.

La evolución de los recursos típicos, de los gestionados fuera de balance y de la inversión crediticia de los clientes de Banca Comercial ha sido “bastante positiva”. En este sentido, la cartera de cuentas nómina al cierre de septiembre fue de 7.688 millones de euros, un 21% interanual más, mientras que el volumen de nueva producción de la hipoteca residencial fue de 1.878 millones de euros, un incremento del 12%.

La tercera línea de negocio en términos de aportación al margen bruto fue Línea Directa, con el 22%. Al cierre del tercer trimestre, el número de pólizas o riesgos asegurados de esta filial alcanzó los 2,96 millones, con crecimientos en el año del 6% en Motor y del 12% en Hogar. Las primas emitidas alcanzaron en el periodo los 639,2 millones de euros, un 7,3% más que hace un año. La ratio combinado de este negocio se situó a septiembre en el 87,6%; y el ROE, en el 39%.

Por su parte, el negocio de Consumo, operado a través de Bankinter Consumer Finance, mantiene una línea “exitosa”. La cartera de clientes superó los 1,2 millones, un 22% más que hace un año, con un total de 244.000 nuevos clientes captados en lo que va de año. En cuanto a la cartera de inversión, ascendió a 1.800 millones de euros, lo que supone un 38% de crecimiento respecto a la misma cifra de hace un año.

En cuanto a Bankinter Portugal, que es la línea de negocio más recientemente incorporada a la actividad del banco, continúa por la misma senda de éxito que ha venido mostrando a lo largo de los pasados trimestres.

El margen bruto de la filial portuguesa alcanzó los 93,2 millones de euros al cierre de septiembre, un 20% más que al cierre del mismo mes de 2017, mientras que el beneficio antes de impuestos fue de 43,5 millones de euros, un 75% más que hace un año.

El 93,2% de los clientes de Bankinter se consideran usuarios digitales, lo que significa que utilizan predominantemente canales digitales en su relación con el banco. En cuanto a los clientes que exclusivamente acceden al banco y realizan operaciones financieras mediante estos canales, la cuota se acerca ya casi al 38% del total de la base de clientes.

De hecho, el 30,8% de las ventas que se realizan en el banco se hacen de forma digital, lo que supone un crecimiento de 3 puntos porcentuales respecto a lo que representaban estos canales hace un año. Productos como los préstamos personales se venden mayoritariamente, en un 86,4%, de forma digital; así como un 44,4% de los fondos de inversión; o el 40% de los seguros de hogar, entre otros.

Bankinter adquirió dos negocios concretos del Grupo EVO durante el trimestre: el negocio de banca minorista en España de Evo Banco y el negocio de financiación al consumo en Irlanda Avantcard.

Ambos negocios representan “una excelente oportunidad” para Bankinter de continuar desarrollando su estrategia de crecimiento en áreas clave como la banca digital y la financiación al consumo.

Según ha explicado la entidad, el negocio de Evo Banco en España ayudará a acelerar la implementación de la estrategia digital de Bankinter. Su combinación con COINC dará como resultado una propuesta de valor “única” en banca digital, mientras que la adquisición de AvantCard representa una “oportunidad de crecimiento y diversificación del negocio” de Bankinter Consumer Finance fuera de España.

Para Bankinter, la operación se ha llevado a cabo en términos financieros “atractivos, y dará un retorno sostenible en el medio plazo”, con un impacto “positivo” en liquidez y “muy limitado” en el capital. En concreto, supone un descenso del CET1 de 29 puntos básicos.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados