La banca lamenta que publiquen test de estrés sin tener en cuenta el banco malo

No Comentado

La banca lamenta que los test de estrés los cuales desvelan las necesidades de capital de las entidades financieras, y que se publicarán el próximo viernes, sean públicos sin que se hayan concretado aún los activos tóxicos que se podrán trasladar al “banco malo“, pues ello enfriará las fusiones en marcha.

Fuentes financieras consultadas explican que los exámenes realizados por la consultora Oliver Wyman determinarán un déficit de capital que generarán más incertidumbre y “no son fieles”, ya que se reducirán sustancialmente si participan en el “banco malo”.

Además, dan por hecho que enfriarán algunas negociaciones en marcha, como la del Banco Popular y BMN, o incluso podrían dinamitar los pactos de Ibercaja-Caja3 para unirse con Liberbank o de Unicaja con el banco de Caja España-Duero.

“Es muy distinto que dos entidades se sienten a negociar su fusión con un déficit de capital de 5.000 millones, ya que una necesita 3.000 y la otra 2.000 millones, si con el banco malo esos números mejoran”, sostiene un experto.

Por eso en el sector aboga por que se concreten exactamente qué tipo de activos se podrán vender al “banco malo” para ver qué posibilidades tiene cada entidad de reducir sus necesidades de capital con la enajenación de activos.

Pero los bancos critican también que los resultados de los test de estrés a 14 grupos, el 90% del sector, no se vayan a publicar en todos los casos de manera individualizada y que la consultora haya examinado a algunos grupos como si sus fusiones estuvieran cerradas.

Éste es el caso de Ibercaja-Caja 3 con Liberbank y de Unicaja con el banco de Caja España-Duero.

Las fuentes consultadas coinciden en que sería muy útil tener los datos por separado para ver el estado de cada entidad, especialmente porque puede ser determinante para que las fusiones se cierren o salten por los aires.

Según sendos informes publicados la semana pasada por los analistas de JP Morgan y Bank of America-Merrill Lynch, las cuatro entidades en manos del Estado, Bankia, Novagalicia, CatalunyaCaixa y Banco de Valencia, necesitarán más de 40.000 millones.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)