Banco Santander obtiene un beneficio atribuido de 3.752 millones en el primer semestre de 2018

Comment Off

Banco Santander obtiene un beneficio atribuido de 3.752 millones en el primer semestre de 2018

Banco Santander ha obtenido un beneficio atribuido en el primer semestre de 2018 de 3.752 millones de euros, un 4% más que en el mismo periodo del año anterior, tras registrar un cargo neto de 300 millones relacionado fundamentalmente con la integración de Banco Popular.

Según explica el banco que preside Ana Botín, en el momento de la adquisición de Popular, el 7 de junio de 2017, Santander adelantó que preveía registrar 300 millones de euros anuales en cargos vinculados a la integración hasta 2019.

Al respecto, Ana Botín afirmó que “Santander ha logrado en el segundo trimestre un fuerte incremento en los ingresos ordinarios y mejoras en la calidad crediticia, a pesar de los movimientos significativos en las divisas en algunos mercados”.

En concreto, en términos ordinarios (excluidos los cargos no recurrentes), el beneficio aumentó un 25% en euros constantes, hasta 4.052 millones de euros, impulsado por un incremento en los ingresos de clientes (+10% en euros constantes). Así, el número de clientes vinculados, aquellos que consideran a Santander su banco principal, se incrementó un 17%, hasta 19 millones. El crédito y los recursos de clientes aumentaron un 2% y un 6% respectivamente en euros constantes.

En el segundo trimestre, el beneficio atribuido de Banco Santander registró una caída del 3% respecto al mismo periodo del año anterior por los cargos relacionados con la integración. Excluidos estos impactos no recurrentes y el tipo de cambio, el beneficio ordinario en el segundo trimestre aumentó un 28% comparado con el mismo periodo del año pasado, hasta 1.998 millones de euros.

Apuesta por la digitalización

Banco Santander precisó que, en el primer semestre de 2018, las inversiones en tecnología volvieron a favorecer el uso de servicios digitales, con un aumento del 23% en el número de clientes que los utilizan, hasta 28,3 millones. El 47% de los clientes activos utiliza actualmente servicios digitales al menos una vez al mes.

En este sentido, Ana Botín indicó que “los resultados demuestran que la transformación comercial y digital del Grupo se está acelerando y está favoreciendo la vinculación de clientes y la calidad del beneficio. En el último año, otros tres millones de clientes han confiado en nosotros y hemos liderado el sector en el desarrollo y la aplicación de nuevas tecnologías, como demuestra el lanzamiento del primer servicio de transferencias internacionales para clientes particulares basado en blockchain”.

Así, en abril de 2018, Banco Santander lanzó Santander One Pay FX en Brasil, España, Polonia y Reino Unido. Se trata del primer servicio de transferencias internacionales con tecnología basada en blockchain que se implanta en varios mercados simultáneamente. Permite a los clientes particulares que sus transferencias lleguen a destino instantáneamente en muchos casos o al día siguiente.

Según Banco Santander, las inversiones en transformación comercial y digitalización motivaron un aumento de los costes de explotación del 3% (+12% en euros constantes). No obstante, la ratio de eficiencia continuó entre las mejores del sector, en el 47,5% (frente a una media entre los comparables de más del 65%).

La ratio CET1 de capital de Santander alcanzó el 10,80% a 30 de junio de 2018. El Grupo prevé cumplir con su objetivo de capital y aumentar el beneficio por acción a doble dígito en 2018.

Diversificación geográfica

Finalmente, Banco Santander destaca la diversificación geográfica como una de sus principales fortalezas. El beneficio ordinario atribuido aumentó en ocho de los diez mercados principales en euros constantes en el primer semestre: América contribuyó el 51% al resultado del Grupo y Europa, el 49%.

Destaca Brasil, donde el beneficio atribuido aumentó un 6%, hasta 1.324 millones de euros (+28% en euros constantes) por el fuerte crecimiento en los volúmenes de negocio, con una subida a doble dígito del crédito y los recursos, más rápido que el promedio del mercado.

Por su parte, en España, el beneficio atribuido cayó un 20%, hasta 500 millones de euros, con motivo de un cargo neto de 280 millones de euros de costes de reestructuración por la integración del Popular. Sin tener en cuenta el cargo neto, el beneficio ordinario habría aumentado un 24,9%, hasta 780 millones de euros.

En Reino Unido, el beneficio atribuido cayó un 16%, hasta 692 millones de euros (-14% en euros constantes), afectado por un entorno muy competitivo que presionó los ingresos.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados