24.1 C
Madrid
domingo, mayo 29, 2022
Inicio Bancos III Observatorio de la Movilidad Sostenible en España de la Fundación Ibercaja...

III Observatorio de la Movilidad Sostenible en España de la Fundación Ibercaja y Grant Thorton

III Observatorio de la Movilidad Sostenible en España de la Fundación Ibercaja y Grant Thorton

Mobility City, de Fundación Ibercaja, y Grant Thorton han organizado el III Observatorio de la Movilidad Sostenible en España, una jornada en la que se analizará la movilidad sostenible e inteligente, así como el impulso del vehículo eléctrico, como tres de los principales factores que impulsan la transformación del sector en este país.

En el Informe ‘La movilidad sostenible del futuro y su impacto sobre los ODS’, realizado en el marco de dicho observatorio, se extraen conclusiones como que las emisiones totales de CO2 han descendido en España por primera vez con respecto a 1990 en un 6,4 por ciento y un 38,6 respecto a 2005, lo que obliga a la sociedad a mantener la vista puesta en el objetivo 2030 de reducción del 23 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono respecto del 1990, establecida en el Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

Fundación Ibercaja ha detallado que el transporte en general supone el 40 por ciento del consumo de energía total y el 27,7 por ciento de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), por lo que el impulso de la movilidad sostenible es crucial para alcanzar los objetivos fijados para 2030 de reducción de emisiones y para alcanzar la descarbonización total del transporte en 2050.

La presentación PERTE del Vehículo Eléctrico y Conectado el pasado 12 de julio de 2021 marca un hito en el fortalecimiento de las cadenas de valor de la industria de automoción española. Así, el sector de automoción no sólo es estratégico por su impacto en el PIB español, sino también porque contribuye a la configuración del nuevo sector de la Movilidad Sostenible, junto con otros sectores como el Energético, el de las Infraestructuras y de Telecomunicaciones para poner al ciudadano en el centro de las decisiones.

La entidad ha señalado que los ODS marcan la transformación de la sociedad y la movilidad sostenible es una de sus cuestiones fundamentales al englobar elementos que tienen un gran impacto en la mayoría de los ODS como la transición energética, la infraestructura para una logística eficiente, la regulación vehicular, los modelos de inversión en infraestructura, la educación en seguridad vial y la planificación urbana orientada a la movilidad, entre otros.

Tal y como indica el nuevo informe, el transporte de pasajeros en las ciudades crecerá entre un 60 y un 70 por ciento de aquí a 2050, a lo que hay que añadir la gestión de la expansión urbana derivada de una mala gestión del suelo y de la dependencia de los vehículos privados.

El transporte en general representa un 40 por ciento del consumo de energía total y supone en torno al 27,7 por ciento del total de las emisiones de gases de efecto invernadero del país. Además, España cuenta con uno de los parques automovilísticos más envejecidos de Europa, con una media de 13,5 años de antigüedad, lo que aumenta el nivel de emisiones y partículas que se emiten a la atmósfera.

Por ello, el desarrollo del vehículo eléctrico constituye una de las principales soluciones y esperanzas para alcanzar una movilidad sostenible.

En la actualidad circulan 180.000 vehículos eléctricos en el país, mientras que el objetivo marcado por el PNIEC es que en 2030 lo hagan cinco millones de automóviles, un 16 por ciento del total del parque de vehículos de ese año.

La principal apuesta debe seguir siendo el desarrollo de los vehículos eléctricos puros, cuatro veces más eficientes energéticamente que los de gasolina y reducen un 65 por ciento las emisiones de gases de efecto invernadero, seguidos de los automóviles híbridos enchufables.

Las perspectivas de crecimiento para el sector de los vehículos eléctricos han aumentado en todos los ámbitos. Estos pronósticos radican en la mejora de la tecnología disponible y del descenso en los costes de la batería, así como del rápido desarrollo de la infraestructura de carga y una mayor capacidad y velocidad de carga para los nuevos vehículos.

Durante el primer semestre de 2021 las ventas de automóviles eléctricos de pasajeros han aumentado un 140 por ciento con respecto al mismo periodo de 2019, lo que supone un 7 por ciento del total de las ventas de vehículos a nivel mundial.

Por otra parte, la flota global de autobuses libre de emisiones aumentó desde 2019 un 22 por ciento. A nivel geográfico, la mayor concentración de vehículos cero emisiones se sitúa en China con 4,3 millones de vehículos y con el 80 por ciento de la capacidad de fabricación de baterías de litio del mundo, Europa con 2,2 millones de vehículos y Estados Unidos con 1,3 millones de automóviles no contaminantes.

En España, este tipo de vehículos suponen en la actualidad el 3% de las matriculaciones totales de turismos. Si bien el país aún se encuentra lejos de la media europea, la aplicación de incentivos como el Plan Moves III, que subvenciona con hasta 7.000 euros la adquisición de un vehículo eléctrico, ha permitido continuar con el crecimiento de este mercado.

España se ha marcado el objetivo de contar con 5 millones de vehículos eléctricos e híbridos enchufables en el año 2030. Tal y como señala el informe, España tiene que hacer frente a varios retos y barreras para alcanzar los objetivos programados, que vienen dados en primer lugar por la autonomía de las baterías, próximas a los 200-350 kilómetros, lo que condiciona la duración de los trayectos. Por otra parte, la red de infraestructuras no cuenta con un registro oficial y se distancia del objetivo de 100.000 puntos de recarga que se marcó el Gobierno para 2023.

Además, el precio de la electricidad es un condicionante para el crecimiento del sector. Por otra parte, continúan existiendo barreras administrativas que retrasan la concesión de permisos y licencias.

Según se extrae del informe del Observatorio de la Movilidad Sostenible, más de 51 millones de vehículos conectados están operativos hoy en día a nivel mundial.

Los automóviles conectados están desarrollando nuevas funcionalidades que permitirán asistir mejor en caso de emergencia, recopilar información útil sobre el estado de la carretera y del entorno, así como conseguir una mayor seguridad y una conducción más eficiente.

Para 2025 se espera que los coches conectados sean capaces de salvar 11.000 vidas y evitar 260.000 accidentes cada año. También ahorrarán 400.000 toneladas de CO2 y 280 millones de horas de conducción.

El coche autónomo también se sitúa como otra de las disrupciones en el sector de la movilidad. Se estima que en diez años el 40% del kilometraje por carretera lo podrán llevar a cabo vehículos de estas características. No obstante, todavía los desafíos son elevados, no por el desarrollo de la tecnología, sino por el rediseño de las ciudades, la instalación de sensores y radares o la necesidad de un marco legal que regule esta nueva realidad.

Fundación Ibercaja ha valorado que la alianza de las Administraciones Públicas en todos sus niveles con asociaciones y empresas que forman el entorno de la movilidad se antoja como uno de los pilares clave para el desarrollo de la movilidad en las ciudades.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -