Moody’s califica de “positiva” la venta de activos ‘tóxicos’ de Banco Sabadell

Comment Off

Moody's califica de "positiva" la venta de activos 'tóxicos' de Banco Sabadell

Moody’s ha informado que considera “positiva” la venta de una cartera de activos inmobiliarios por un valor bruto de unos 9.100 millones de euros de Banco Sabadell al fondo Cerberus Capital Management.

Esta operación fue cerrada el pasado jueves, y la agencia de calificación considera que le permitirá acelerar la reducción del riesgo de su balance y limitar la exposición al mismo.

La transacción se estructuró a través de la transmisión de dos carteras denominadas comercialmente ‘Challenger’ y ‘Coliseum’ a una o varias compañías de nueva constitución, cuyo capital se aportará y/o venderá de forma que el fondo estadounidense participe directa o indirectamente en el 80% del capital y Banco Sabadell en el 20% restante.

La cartera inmobiliaria ‘Challenger’ incluye activos inmobiliarios del banco catalán valorados en 5.700 millones de euros, mientras que ‘Coliseum’ aglutina activos procedentes de CAM con un valor de 3.400 millones de euros.

“La transacción es positiva para Banco Sabadell porque reducirá la mayor parte de los activos inmobiliarios que acumuló durante la crisis bancaria en España y que ha limitado la rentabilidad de los activos de la entidad”, ha indicado Moody’s.

De igual forma, la agencia calificadora de riesgos ha señalado que la venta permitirá acelerar su plan de reducción del riesgo. El banco presidido por Josep Oliu busca reducir a menos de 9.000 millones de euros para el 2020 su exposición a activos improductivos.

Tras esta operación, Moody’s calcula que el valor de los activos ‘tóxicos’ de Banco Sabadell se reducirá a alrededor de 10.500 millones de euros, desde los 16.900 millones de euros con los que contaba a finales de marzo de 2018, mientras que la ratio de NPAs (porcentaje de activos improductivos frente a préstamos totales) caerá al 7%, desde el 11% actual.

Para Moody’s, estos niveles son “favorables” si se comparan con la media del sistema bancario español, que estima se sitúa en alrededor del 13% a finales de 2017.

La entidad resaltó en el momento del cierre de la operación que le exigiría el reconocimiento de provisiones adicionales con un impacto neto de aproximadamente 92 millones de euros, que Moody’s compara con los 261 millones de euros de beneficio neto logrado durante el primer trimestre de 2018.

“A pesar de este efecto extraordinario, esperamos que la futura rentabilidad de Banco Sabadell se verá positivamente impactada por la desconsolidación de esta cartera, ya que reducirá las pérdidas asociadas con estos activos”, ha asegurado la firma estadounidense.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados