BBVA: el crédito a familias y empresas cae un 31%

No Comentado

 

BBVA: el crédito a familias y empresas cae un 31%

El último informe de BBVA Research sobre banca refleja que desde que estalló la crisis en 2008, el crédito a las familias ha sufrido una caída del 31% (-586.000 millones de euros), hasta situarse  en los 1,289 billones de euros, según los balances de los bancos españoles. Esta cifra representa el 53% del PIB de España.

El crédito a familias y empresas se ha reducido ininterrumpidamente hasta abril de este año, lo que ha supuesto que, desde que estalló la crisis, las familias y hogares protagonizan un proceso de fuerte desendeudamiento que explica la caída del stock de crédito

La atonía de la demanda de préstamos, pese a la recuperación económica, impide que la nueva concesión pueda compensar los vencimientos para que el stock deje de caer.

El sector privado ha continuado cayendo hasta abril de este año, con un descenso de 38.000 millones desde diciembre de 2015. Sin embargo, el ritmo de caída se ha moderado desde finales de 2013.

El servicio de estudios de la entidad presidida por Francisco González subraya que el crédito a empresas se ha contraído un 39% desde 2008, si bien la cartera de préstamos para actividades de construcción y promoción inmobiliaria ha protagonizado el mayor desplome, que se ha acelerado al 64%.

El crédito a hogares cae de forma más moderada por la mayor duración del crédito hipotecario y las garantías normalmente asociadas a este tipo de crédito, con una morosidad más reducida, según constata BBVA Research.

No obstante, el desapalancamiento del stock de crédito al sector privado está siendo compatible con el flujo de nuevo crédito. En concreto, las nuevas operaciones cambiaron de tendencia a finales de 2013, cuando empezaron a crecer por primera vez desde 2007. El nuevo crédito a familias ha registrado un crecimiento acumulado del 21% hasta abril.

El servicio de estudios de BBVA ha advertido además de que el contexto de bajos tipos de interés, fijado en el 0% en la eurozona, presiona la rentabilidad del sector, puesto que los precios de las nuevas operaciones cayeron en todas las carteras y no se pueden compensar con los menores costes de los depósitos de la clientela.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)