HSBC muestra preocupación sobre futuro de España

No Comentado

HSBC

La entidad británica HSBC se muestra preocupada por el programa electoral del Partido Popular, que presenta objetivos ambiciosos para la consolidación fiscal del país, pero no aclara cómo logrará alcanzarlos.

En un informe sobre las elecciones españolas, la entidad destaca que el programa del partido establece “objetivos ambiciosos” para la reducción del déficit y la deuda, la creación de empleo y los cambios estructurales, pero los detalles sobre cómo se logrará alcanzarlos no están definidos, al mismo tiempo que advierte de que una mayor austeridad se traducirá en una “prolongada recesión”.

HSBC recuerda que los mercados están “claramente preocupados” por el sector bancario español, su reestructuración y su exposición al sector inmobiliario, por lo que considera “crucial para estabilizar la confianza del mercado” que el PP ofrezca más detalles sobre qué piensa hacer en este campo. Además, le reclama que presente cuanto antes los presupuestos para 2012.

En opinión de la agencia, el resultado de las elecciones fue probablemente el mejor que el mercado podría esperar para calmar los temores, aunque advierte de que gran parte de la buena noticia que supone el cambio de Gobierno en España ya había sido descontado por los mercados.

La entidad cree que el hecho de que el mismo Gobierno controle los gobiernos regionales y central debe ser positivo, ya que reduce los riesgos de disputas políticas que se traduzcan en un desequilibrio fiscal. Además, subraya que el PP se ha ganado una reputación de estar más comprometido con la consolidación que el último gobierno socialista.

Por otro lado, HSBC resalta que los dos principales partidos políticos del país han demostrado haber entendido la gravedad de la situación y han trabajado, a veces incluso de forma conjunta, para garantizar a los mercados que cumplirán con la consolidación fiscal, lo que ha alejado al país de la “histeria” de los mercados durante un tiempo.

En su opinión, lo que España necesita es una combinación de políticas similar a la que existe en el Reino Unido, con el Gobierno adoptando un sólido plan de austeridad en el medio plazo, mientras es respaldado por el Banco Central Europeo (BCE), estimulando la economía con una política monetaria “ultra acomodaticia”.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter