DBRS mejora la perspectiva de Abanca

Comment Off

DBRS mejora la perspectiva de Abanca

La agencia de calificación DBRS Ratings ha anunciado la mejora de la perspectiva del rating de Abanca, desde ‘estable’ a ‘positiva’.

DBRS afirma que los rating emisor a largo plazo y a corto plazo han sido afirmados en ‘BBB (low)’ y ‘R-2’, respectivamente.

Por su parte, Abanca ha señalado que el fortalecimiento de los ingresos recurrentes y la reducción de activos improductivos que ha llevado a cabo en los últimos dos años han sido, según indica la calificadora, claves para esta decisión.

La acción anunciada por DBRS se suma a otras similares realizadas por las agencias de calificación en los últimos ejercicios, reconociendo la buena evolución experimentada por Abanca en este tiempo.

En lo que va de 2018, las otras tres agencias que califican a Abanca han llevado a cabo acciones de este tipo. En marzo Fitch Ratings mejoró la perspectiva del rating de Abanca de estable a positiva (manteniéndose el rating a largo plazo a un escalón del grado de inversión), en abril Standard and Poor´s elevó su rating a largo plazo de ‘BB-‘ a ‘BB’ (manteniendo la perspectiva positiva), y en mayo Moody´s Investors Service subió en un escalón el rating emisor a largo plazo, que pasó de ‘Ba3’ a ‘Ba2’, y mejoró su perspectiva de estable a positiva.

Con esta última acción, las cuatro agencias de rating que califican a Abanca le otorgan perspectiva positiva, esto es, confían en que su rating mejore en los próximos meses.

Abanca, ha informado que mantiene aún varias sucursales operativas en Portugal y una en la ciudad suiza de Ginebra, impulsadas por las cajas de ahorros gallegas que dieron lugar al grupo y fueron rescatadas por el Estado.

Antes de su caída, Caixa Galicia y Caixanova extendieron su red de sucursales más allá de Galicia o lo que podían considerarse sus territorios naturales, y llegaron a abrir oficinas en el exterior, ya fueran operativas o de representación.

La fusión de las dos cajas gallegas dio origen al grupo Novacaixagalicia, luego Novagalicia Banco o NCG Banco, que acabó recibiendo 9.052 millones de euros en ayudas públicas y ha costado al Estado hasta el momento 382 millones más en garantías concedidas al comprador.

Tras su rescate, el FROB, el fondo de rescate español, obligó al grupo a centrarse en su negocio en Galicia y sus zonas más próximas.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados