Goldman Sachs augura caída del beneficio de CaixaBank en 2012

No Comentado

Goldman Sachs ha predicho que el saneamiento adicional de los activos inmobiliarios exigido por el Gobierno a la banca española tendrá un impacto significativo en las cuentas de las entidades, y por ello prevé pérdidas para el Banco Popular y Banesto a final de año, mientras que CaixaBank quedaría muy cerca de ellas.

En concreto, los expertos de Goldman Sachs calculan en un informe publicado hoy que Popular y Banesto perderán este año cerca de 906 y 680 millones por las nuevas medidas, mientras que sin ellas podrían haber ganado 181 y 178 millones, respectivamente.

En el caso del banco creado por La Caixa, el grupo estadounidense cree que sufrirá una caída del beneficio estimado próxima al 94 %, con lo que ganará unos 38 millones en 2012, frente a la previsión inicial de Goldman Sachs de que ganaría 845 millones.

Caixabank ha cifrado en 2.102 millones de euros (1.471 millones después de impuestos) el importe de las provisiones que tendrá que hacer para cumplir las nuevas exigencias aprobadas por el Gobierno para el saneamiento de sus activos inmobiliarios.

Fuentes de La Caixa consultadas por Efe han eludido comentar el informe y han recordado que, según el hecho relevante emitido el pasado 13 de mayo, CaixaBank “no espera que dichas provisiones tengan un impacto significativo adicional ni en patrimonio ni en solvencia”.

“La elevada generación de resultados de explotación, que en el primer trimestre ascendieron ya a 889 millones de euros, y la capacidad de materializar plusvalías por la gestión del balance, permitirán a CaixaBank absorber el impacto de los nuevos requerimientos de provisiones”, indica la notificación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Goldman Sachs pronostica también caídas de beneficios para BBVA (40 %, hasta 1.800 millones),Santander (22 %, hasta 5.055 millones) y Bankinter (19 %, hasta unos 85 millones).

Sólo en el caso del Banco Sabadell, Goldman Sachs mejora su previsión anterior y cree ahora que su beneficio en 2012 rozará los 115 millones, un 67 % más de lo que el banco estadounidense pensaba que el Sabadell obtendría antes de conocer las nuevas exigencias.

En cualquier caso, los expertos del banco de inversión piensan que ya en 2013 se dará una recuperación del beneficio de la mayoría de la banca española.

Todas las estimaciones se recogen en un informe, que no tiene en cuenta que las entidades pueden obtener ingresos extraordinarios con los que acometer ese saneamiento y suavizar el impacto contra la cuenta de resultados.

Quizá por eso, frente a las abultadas pérdidas que pronostica Goldman Sachs para el Banco Popular, la entidad subraya que en sus previsiones no se contemplan números rojos y los expertos recuerdan que el grupo puede alargar su saneamiento porque está inmerso en la fusión del Banco Pastor, lo que le da una prórroga de un año.

Igual sucede con CaixaBank, pues el grupo catalán absorberá Banca Cívica y tendrá hasta 2013 para mejorar las coberturas de su riesgo inmobiliario, aunque los expertos de Goldman Sachs sólo parecen fiarse del Banco SantanderBBVA.

De hecho, dicen que estas dos entidades son las dos únicas vías realistas si se quiere invertir en banca española dada la diversificación de su negocio y su expansión geográfica, junto a sus rentabilidades y sus niveles de capitalización.

Por eso, aunque Goldman Sachs recuerda que las entidades españolas han dicho que podrán sanear por sí solas su riesgo inmobiliario, los expertos del banco insisten en la idea de que el apoyo exterior sería la mejor fórmula para lograrlo.

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)

Twitter