N26 consigue cinco millones de clientes a nivel global y 350.000 en España

Comment Off

N26 consigue cinco millones de clientes a nivel global y 350.000 en España

N26 ha conseguido la cifra de cinco millones de clientes a nivel global, y 350.000 en España al término de 2019.

El dato supone en ambos casos duplicar su base de usuarios en “un año de crecimiento sin precedentes”, en el que la entidad ha dado la bienvenida a más usuarios que en los cuatro ejercicios anteriores juntos.

El cofundador de N26 Maximilian Tayenthal ha explicado que 2019 fue un año de crecimiento a inversión consciente en el producto de la entidad, su equipo y la experiencia de servicio, a lo que el cofundador Valentin Stalf ha añadido que, además de crecimiento, la misión del banco es “retar a una industria que está madura para el cambio”.

N26 está valorado en 3.500 millones de dólares (3.157 millones de euros) y cuenta con 1.500 empleados de 80 nacionalidades, de los que más de 100 trabajan en España, uno de los cinco países de mayor crecimiento (junto a Alemania, Francia, Reino Unido e Italia) y en el que el volumen de clientes se ha multiplicado por diez en dos años, superando los objetivos marcados tanto en captación como en nivel de actividad.

La edad media de los usuarios de N26 en España es de 35 años, aunque el segmento que más ha crecido es el de entre 18 y 24 años de edad. El 66% son hombres y el mayor gasto se realiza en restaurantes, viajes y compras, creciendo especialmente el segmento de “viajeros”, atraídos por la exención de comisiones en el extranjero.

El director general de N26 para España, Francisco Sierra, ha asegurado que su modelo de ‘challenger bank’ refleja las nuevas necesidades de los clientes españoles y europeos en cuanto a los servicios y funcionalidades que demandan de su banco.

Sierra ha puesto en valor que el “crecimiento exponencial” de la entidad no ha comprometido el buen funcionamiento del servicio. Aunque no se han difundido datos de resultados, el directivo ha asegurado que su bajo coste de mantenimiento, al no disponer de sucursales ni grandes estructuras, le permite cubrir los costes de clientes, y que el dinero ganado superará lo invertido en tecnología dentro de “dos o tres años”.

El plan estratégico para 2020, que la entidad todavía está perfilando, contempla seguir consolidándose en Europa e invertir en un crecimiento sostenible que garantice adelantarse al desarrollo de soluciones que respondan a las necesidades de los clientes.

Asimismo, ha apuntado que el apoyo de sus inversores y las últimas rondas de financiación acometidas permiten a N26 estar “perfectamente financiados” durante los próximos dos años, al tiempo que la entidad sigue preparándose para una eventual salida a Bolsa en el medio plazo.

N26 ofrece IBAN español desde abril de 2019, por lo que los usuarios pueden abrir una cuenta bancaria en la que domiciliar nóminas, pagos y recibos. La entidad está trabajando para ofrecer en España nuevos servicios en el futuro, como el de financiación al consumo que sí está disponible en Alemania, aunque no será en el corto plazo.

La entidad tampoco se cierra a crecer por la vía de las adquisiciones “si surgen buenas oportunidades”, aunque de momento su propuesta se centra en invertir en la calidad del producto.

Así, el director general de N26 para España opina que la principal oportunidad está en simplificar operaciones como pagos y envío de dinero, ofreciendo herramientas como “espacios compartidos”, útil para recolectar fondos entre varios usuarios o compartir gastos comunes. También mantiene conversaciones con Bizum desde hace un año para poder ofrecer este servicio en 2020.

Además, en un contexto en que los bancos tradicionales están elevando comisiones y endureciendo las condiciones para la exención de las mismas, N26 aboga por el modelo “freemium”: ofrecer servicios gratuitos sin requisitos y con opción a pagar una suscripción si se desea acceder a otros más completos. “Es un modelo que entiende muy bien la gente joven, como el que utilizan Spotify o Youtube. Es el modelo futuro de la banca”, ha asegurado Sierra.

Mientras que la irrupción de los grandes operadores tecnológicos en el sector financiero es una de las amenazas más sonadas para la banca, desde N26 lo consideran como “una gran oportunidad” por las tecnologías que traigan consigo y las alianzas que se puedan establecer.

Francisco Sierra ha afirmado que “nosotros hacemos lobby para que las bigtech puedan operar con licencias no bancarias, porque esto abre la mente del consumidor para utilizar otras opciones, nuevas formas de operar y pagar. Además, podemos integrar las nuevas tecnologías muy rápido, todo lo que sea nuevo es positivo, nos abre puertas”, remarcando que, en su opinión, los bancos que no se adapten “no sobrevivirán”.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados