Alerta sobre los riesgos de la política monetaria

No Comentado

euro

El presidente del Banco de la Reserva Federal de Atlanta, Dennis Lockhart, ha recordado que la política monetaria no es una “panacea” para los problemas económicos y señaló que existen “riesgos” si se utiliza de manera “demasiado agresiva”.

“La política monetaria puede generar una poderosa influencia positiva en una economía (…) pero no es una panacea”, aseguró Lockhart en un discurso en Atlanta ante la Cámara de Comercio de Latinoamérica y el Consejo de Asuntos Mundiales.

Las palabras de Lockhart, uno de los miembros con derecho a voto del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) que dirige la política monetaria de EEUU, coinciden con lo expresado hace unos meses por Ben Bernanke, presidente de la Fed, quien mostró también cautela sobre los efectos de la política monetaria.

“Hay riesgos de que la política monetaria sea empleada de manera demasiado agresiva y sin efecto para encarar los problemas económicos que solo pueden ser resueltos a través de reformas fiscales que incluyan duras decisiones acerca del empleo de los recursos públicos”, indicó Lockhart.

No obstante, el presidente de la Fed de Atlanta se mostró partidario de mantener la política de bajos tipos de interés puesta en marcha por la Reserva Federal de EEUU.

El banco central estadounidense se ha comprometido a mantener los tipos de interés de referencia entre el 0% y el 0,25% al menos hasta finales de 2014, para apoyar la frágil recuperación económica estadounidense. “Creo que (la política de tipos bajos) es apropiada”, aseguró Lockhart.

En junio, la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció que prorrogaría hasta fin de año su “Operación Twist” de canje de bonos a corto plazo por otros a largo, por valor de 267.000 millones de dólares, y que en principio concluía en junio.

Por otro lado, Lockhart se mostró pesimista ante las señales sobre el crecimiento económico mostrado por EEUU en los últimos meses.

“Nuestra actual expansión no está en la senda que desearíamos (…) La recuperación hasta la fecha ha visto un débil crecimiento y un alto desempleo”, manifestó el funcionario.

La economía de Estados Unidos creció entre abril y junio a un ritmo anual del 1,5%, tras hacerlo un 2 % entre enero y marzo, frente al último trimestre de 2011 en el que el producto interior bruto (PIB) se había expandido a un ritmo anual del 4,1%.

Ante este panorama, en su última reunión del 1 de agosto, la Fed manifestó su disposición a aplicar nuevas medidas de estímulo debido la desaceleración observada en la economía en los últimos meses, aunque aplazó la decisión para más adelante.

El Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (Fed) se volverá a reunir para analizar la política monetaria los próximos 12 y 13 de septiembre.

En : Bancos

Sobre el autor

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)