Bankinter descarta cobrar a particulares por los depósitos

Comment Off

Bankinter descarta cobrar a particulares por los depósitos

María Dolores Dancausa, la consejera delegada de Bankinter, ha descartado que la entidad vaya a cobrar a los clientes particulares por los depósitos, al tiempo que ha calificado de “despropósito” que los bancos paguen por las hipotecas que presentan diferenciales negativos debido a los mínimos históricos en que se sitúa el Euríbor.

Durante la presentación de resultados del ejercicio 2020, la directiva se ha pronunciado sobre el debate existente sobre si los bancos deben aplicar intereses negativos a las hipotecas que ahora presenten diferenciales negativos por el entorno de bajos tipos de interés o si, en su lugar, tendrían que aplicar un suelo de cero intereses.

“Este debate que se está generando considero que es un despropósito, porque es como si el prestamista de un servicio tiene que prestar un servicio y, además, pagar por él al receptor del servicio. Es como el mundo al revés”, ha sentenciado.

En esta línea, la consejera delegada ha recordado que la legislación española establece que los contratos de préstamo se basan en que el prestamista presta capital a un cliente y este lo tiene que devolver con unos intereses, mientras que la nueva ley de crédito inmobiliario establece un suelo del 0% cuando los diferenciales son negativos.

“Lo demás, es el mundo al revés”, ha asegurado Dancausa, quien ha reconocido que en “algún caso puntual” Bankinter sí ha llegado a pagar por su hipoteca a algún cliente por decisiones de los directores territoriales y de cuyos motivos no conoce el detalle.

En cuanto a los depósitos, ha asegurado que Bankinter no está cobrando a las personas físicas ni tiene intención de hacerlo, como sí hace con las grandes empresas.

“Somos conscientes de que algunos bancos, sobre todo los más grandes, ya lo están haciendo, pero no es el caso de Bankinter”, ha afirmado.

Recientemente, el Grupo Bankinter anunció que registró un beneficio neto de 317,1 millones de euros en 2020, lo que supone un descenso del 42,4% respecto al ejercicio anterior, debido a las “fuertes” provisiones por importe de 242,5 millones de euros para anticipar el empeoramiento macroeconómico en un contexto marcado por la crisis sanitaria del Covid-19 y a la “desfavorable” comparativa contra los extraordinarios de 2019.

Se trata de la primera caída del beneficio tras siete años consecutivos en los que las ganancias de la entidad habían registrado crecimientos.

Así, el resultado antes de impuestos de la actividad bancaria se reduce a 230,5 millones de euros, un 62% menos que en 2019, según ha informado el banco, que ha achacado este retroceso tanto a las provisiones como a la ausencia este año de los extraordinarios que la entidad se anotó en 2019 por la compra de EVO.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados