BBVA delimita las funciones de su nueva cúpula

Comment Off

BBVA delimita las funciones de su nueva cúpula

El consejo de administración de BBVA ha aprobado una nueva estructura que cumple con el objetivo de seguir impulsando la transformación y los negocios del grupo, pero sobre todo incluye la delimitación de las funciones ejecutivas del presidente y del consejero delegado, según ha informado en un comunicando remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en el marco del plan de sucesión de Francisco González.

De este modo, el presidente ejecutivo será responsable de la dirección y adecuado funcionamiento del consejo de administración, las funciones de supervisión de la gestión, la representación institucional de la entidad y el liderazgo e impulso de la estrategia del banco y de su proceso de transformación.

Por su parte, el consejero delegado se responsabilizará de la gestión ordinaria de los negocios, reportando directamente de sus funciones al consejo.

Estas delimitaciones pretenden reforzar la separación de funciones entre presidente y consejero delegado, eliminando la dependencia jerárquica que hasta ahora tenía el segundo sobre el primero, reportando ambos al consejo de administración.

Desde el punto de vista de ejecución, la nueva estructura supone que las áreas clave relacionadas con la transformación pasarán a depender de Carlos Torres, mientras que las áreas de los negocios quedarán como competencia exclusiva de Onur Genç.

También se ha querido desarrollar la función de control con la creación de una nueva área bajo el nombre de ‘Supervisors, Regulation & Compliance’, liderada por Eduardo Arbizu, quien se encargará de la relación con supervisores y reguladores, del seguimiento y análisis de las tendencias regulatorias y el desarrollo de la agenda regulatoria del grupo y de la gestión de los riesgos derivados de las cuestiones de cumplimiento normativo.

Durante la reunión del consejo, que ha tenido lugar este jueves, se han aprobado también los nombramientos de Carlos Torres Vila como presidente ejecutivo y de Onur Genç como consejero delegado, ya anunciados anteriormente, completando así un plan de sucesión que ha sido calificado como “bien planificado” por el que será su futuro ‘número uno’.

Al mismo tiempo, la dimisión del hasta ahora presidente, Francisco González, ha sido aceptada en la sesión, donde se le ha agradecido los servicios prestados y su dedicación, y se le ha designado como presidente de honor. También se ha acordado el nombramiento por cooptación a Onur Genç como vocal del consejo de administración.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados