Bankinter: existe una estabilización de fin de ciclo, no un riesgo de recesión

Comment Off

Bankinter: existe una estabilización de fin de ciclo, no un riesgo de recesión

Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter, ha afirmado que existe una estabilización de la economía, típica de un momento de fin de ciclo expansivo por falta de estímulos, pero no hay un riesgo de recesión cercana.

Durante la presentación del Informe de Estrategia y Perspectivas de Inversión para 2019, Forcada ha señalado que “existe un consenso extraño de que 2020 es el año de la recesión. Es cierto que se van a acabar los estímulos fiscales y monetarios americanos y que Europa tiene muchos problemas, pero eso no significa entrar en recesión”.

El directivo ha explicado que no se dan las condiciones de mercado pertinentes para que se incurra en un proceso de recesión económica, entre las que ha destacado la necesidad de una deuda elevada en relación con el tamaño de la economía, un servicio a la deuda alto en relación a los ingresos de las compañías y una expansión insosteniblemente rápida.

Forcada ha agregado que el ratio de deuda sobre el Producto Interior Bruto (PIB) a nivel mundial es dos puntos inferior a lo que era en los años iniciales de la crisis y el coste de servicio a la deuda es en España la mitad que en ese momento. En este sentido, ha dicho que España es un país con unos costes de financiación “muy bajos” y “estas dos circunstancias muestran que el coste de la deuda retrae muchos menos ingresos que antes”.

Por otro lado, el directivo ha subrayado que en Europa los tipos de interés van a crecer “muy poco” en 2019 y que el escenario central de Bankinter es que estas subidas comiencen a producirse con el tipo de depósito en septiembre u octubre del próximo año, para dejarlo en el -0,2%.

En relación al tipo de referencia, la entidad financiera no espera una subida de tipo marginal hasta el primer trimestre del año 2020, con un impulso aproximado del 0% al 0,10%.

Bankinter ha retrasado en este informe sus previsiones de crecimiento de tipos debido a la desaceleración del ciclo y la incertidumbre política que vive Europa.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados