El Gobierno estudia convertir el banco malo en un fondo

No Comentado

gobierno banco malo

El Frob contempla que la sociedad de gestión sea un fondo por su flexibilidad para captar inversores y realizar las valoraciones. La decisión está a expensas de las reuniones con Bruselas.

El Gobierno entra esta semana en la recta final para constituir los cimientos del banco malo, en el que las entidades financieras que reciban ayudas van a segregar sus activos problemáticos. A cuatro días de que se conozcan las líneas maestras de la normativa, todavía quedan muchos cabos sin atar, y el Fondo de Reestructuración (Frob) se debate entre la sociedad anónima y el fondo de inversión para articular el banco malo.

Esta segunda fórmula ha irrumpido como una posibilidad factible en las últimas semanas. El fondo de inversión ofrece tres grandes ventajas y está siendo objeto de estudio minucioso por parte del Gobierno, según fuentes de banca de inversión.

Por un lado, el fondo es más flexible de cara a captar futuros inversores. Esta estructura ofrece la oportunidad de dividirse en subfondos y compartimentos, en los que podrían dividirse los inmuebles y créditos que entren al banco malo. Podría ser por tipo de activo o por entidades, para que la captación de potenciales inversores sea más sencilla.

Por otra parte, el fondo permite la desconsolidación, por lo que tanto el Gobierno como los futuros accionistas no tendrían que recoger en su cuenta de resultados las ganancias o pérdidas que genere el banco malo al traspasar los inmuebles.

La tercera virtud es que el fondo “pone el método de valoración que quiera, si es una sociedad anónima se tiene que ajustar al plan general de contabilidad”, explican fuentes financieras.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)