BBVA ve necesario informar para fomentar el ahorro

Comment Off

Los grandes bancos de España mantuvieron su plantilla en el primer trimestre del año

La reforma fiscal del año 2014, cuyo objetivo era incentivar el ahorro entre los jóvenes, no ha tenido efectos significativos en el comportamiento de éstos ante los planes de pensiones. Según el Instituto BBVA de Pensiones, la clave estaría en informar mejor sobre la situación a la que se enfrentan las pensiones debido a los cambios demográficos.

“La medida de dotar a los planes de pensiones de liquidez a los diez años de antigüedad es interesante para fomentar el ahorro para la jubilación en el segmento más joven de la sociedad”, ha comentado el director del Instituto BBVA de Pensiones, Luis Vadillo.

A su juicio, “es mucho más importante incrementar la información sobre los sistemas de pensiones para que, a partir de esa información, las personas puedan en el futuro mejorar su conocimiento y, en base a este conocimiento, tomar decisiones racionales”.

Aunque en los últimos cuatro años se puede observar un aumento progresivo de los ahorradores en España, España cuenta con una tasa de ahorro privado para la jubilación muy reducida. Esto preocupa a los expertos ante los retos a los que se enfrenta el sistema público de pensiones debido a los cambios demográficos que experimenta nuestra sociedad, que son: una población más longeva y una tasa baja de natalidad.

“Cuando hablamos de ahorro para la jubilación, la información juega un papel fundamental: es imprescindible aumentar la información a la sociedad, con el fin de que los ciudadanos seamos conscientes de lo que implica vivir más y podamos planificar nuestro ciclo vital, con el fin de poder disfrutar de cada etapa sin las restricciones que implica la limitación de recursos”, recomienda Vadillo.

Aunque hay diferencias sobre qué porcentaje del salario mensual es necesario destinar a ese ahorro, ya que dependerá de factores, como la edad a la que se comience a ahorrar y la cuantificación de las necesidades futuras, desde BBVA se recomienda comenzar a ahorrar en cuanto se tiene capacidad para ello, y en forma de aportación periódica, para crear el hábito del ahorro y distribuir el esfuerzo a lo largo del año.

La reforma fiscal del año 2014, que entró en vigor el 1 de enero de 2015, incorporó una modificación en la Ley de Planes y Fondos de Pensiones. Esta ha incluido un nuevo supuesto de liquidez para las aportaciones que tengan una antigüedad mínima de diez años. Por tanto, toda aportación que haya sido efectuada a partir del 1 de enero y tenga una década de antigüedad, podrá ser retirada a partir del 1 de enero de 2025.

Si bien en 2014 no quedó establecido el importe posible a rescatar en base a este nuevo supuesto, tras la reforma que entró en vigor de 10 de febrero de 2018, se ha concretado que dicho importe no tendrá un límite máximo establecido.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados