Barclays no cobrará comisión por disposición de efectivo en el extranjero

No Comentado

Barclays ha informado que desde el pasado 1 de enero, todos los clientes de pueden retirar efectivo con sus tarjetas de débito en cualquier cajero de Barclays en el extranjero sin comisión alguna.

A través de un comunicado, Barclays, con presencia en más de 50 países, quiere que sus clientes se beneficien de las ventajas de pertenecer a un banco internacional.

En el texto, la institución explica que todos los clientes de Barclays, y sin necesidad de contratar ninguna tarjeta o producto adicional, pueden emplear sus tarjetas de débito para disposición de efectivo a débito en cualquier cajero de Barclays en el mundo de manera gratuita.

La iniciativa está especialmente pensada para los clientes Premier de la entidad.

Este es el segmento de rentas altas de los clientes de la banca minorista, con más de 100.000 euros de pasivo en la entidad o ingresos de al menos 5.000 euros netos mensuales, segmento en el que la entidad focaliza su estrategia en España.

La institución Barclays tiene presencia en 50 países, en los que cuenta con cajeros automáticos.

Entre esos destacan, España, Portugal, Italia, Francia y Reino Unido, Emiratos Árabes, Pakistán, Botswana, Zimbabwe, Mozambique, Zambia, Kenya, Uganda, Tanzania, Ghana, Egipto, Mauricio y Seychelles y Suráfrica.

Pago a un cliente

Esta semana, el  Juzgado de Primera Instancia número 58 de Madrid ha anulado un contrato de permuta financiera suscrito entre una empresa dedicada a la explotación de placas fotovoltaicas y Barclays Bank, y ha condenado a la entidad a devolverle 400.000 euros que abonó por este concepto.

En una sentencia emitida, el magistrado resalta que los “swaps” de tipos de interés son en realidad un “juego financiero, basado en la incertidumbre y la aleatoriedad”.

El documento judicial señala que los contratantes se apuestan un tipo fijo en función de la evolución que vaya a tener el tipo básico de referencia.

Según relata, la demandante, una empresa dedicada a la explotación fotovoltaica representada por el despacho Navas & Cusí, firmó con la entidad en febrero de 2008 un contrato de leasing de una instalación productora de energía, y para que Barclays lo concediera impuso como requisito la firma de otro de permuta financiera, que se suscribió con un nominal de 6,3 millones.

A su vez, la sentencia destaca que las permutas financieras tipo «swap» no son «un producto financiero de fácil comprensión», una «complejidad» a la que se une la de que son contratos tipo, más conocidos como de adhesión, que requieren ser catalogados como contratos complejos, tal como dispone la Ley de Mercado de Valores.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)