Credit Suisse alerta que Sicad II traerá devaluación a Venezuela

No Comentado

Credit Suisse ha señalado que el Sicad II implica una devaluación adicional del tipo de cambio promedio en Venezuela y rechaza, en su más reciente informe, el argumento del gobierno venezolano.

El Presidente del Banco Central de Venezuela, Nelson Merentes, ha explicado a la prensa que el Sicad II no va a traer una devaluación, sino que más bien se está apreciando la moneda. Ha señalado que la paridad del dólar paralelo alcanzó los 92,30 bolívares el 21 de febrero y en un mes esa paridad ha disminuido 28 por ciento para ubicarse en 66 bolívares.

El Credit Suisse, la banca de inversión, elogia el Sicad II porque es muy probable que ayude a reducir los niveles de escasez en determinados bienes, reactivar la actividad en algunos sectores productivos y reducir el déficit fiscal porque el gobierno y PDVSA obtendrían más bolívares por los dólares que venda en este sistema. Sin embargo, advierte que las medidas cambiarias tendrán un impacto considerable sobre la recesión, en los precios de bienes y servicios.

Esta institución financiera ha proyectado que la oferta de divisas en este nuevo sistema podría iniciar con un tipo de cambio de 20 bolívares por dólar con una fuerte intervención de efectivo y de títulos de deuda pública por parte del Banco Central y Petróleos de Venezuela.

“Nos sorprendería ver que el gobierno permita que el tipo de cambio vaya más allá de 25 bolívares por dólar en el corto plazo. Una flotación fuera de límites ocasionaría un shock inflacionario y una severa contracción económica”, indica esta banca de inversión.

Por otra parte, el informe de Credit Suisse considera que el crecimiento de la economía en Venezuela no va a alcanzar un resultado positivo este año, como lo ha indicado el presidente del BCV, sino que más bien plantea que se va a registrar una contracción del 0,5 por ciento de la actividad productiva.

Con respecto a la proyección de la inflación del país sudamericano, Credit Suisse considera viable que se pueda reducir a un 43,5 por ciento este año, siempre y cuando el nuevo sistema cambiario disminuya la presión en los precios de determinados bienes, disminuya la presión sobre la liquidez y ayude a fortalecer el tipo de cambio paralelo.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)