BdE limita a las entidades nacionalizadas la guerra del pasivo

No Comentado

BdE

Las limitaciones fijadas por el Banco de España para remunerar los depósitos están dirigidas a controlar la comercialización de estos productos de ahorro por parte de las entidades nacionalizadas para sanearse, según han informado fuentes del sector financiero.

Esta “recomendación”, transmitida de forma verbal a las entidades financieras, y que otras fuentes llaman “directrices” del regulador, distinguiría así entre la banca rescatada y la sana. El gobernador del BdE, Luis María Linde, habría sugerido a las entidades que no apliquen extratipos para más del 15% de la nueva captación de liquidez por esta vía, aunque la rigidez en la obligación de mayores exigencias de capital dependería de la entidad en cuestión.

“En un principio, las limitaciones a depósitos y otros productos de ahorro estarían enfocadas a las entidades nacionalizadas”, han explicado las fuentes. Para evitar que las cuentas de la banca se deterioren por la conocida como ‘guerra del pasivo’, cuando está cerca de cumplirse medio año desde el rescate europeo, Linde quiere controlar de forma mensual que las entidades no ofrecen rentabilidades superiores al 1,75% en los depósitos de menos de un año, al 2,25% para los de dos y al 2,75% para los de tres.

Otra de las cuestiones que mantiene en vilo al sector tiene que ver con cómo prevé el Banco de España articular estos topes que también se extienden a pagarés, bonos y cuentas de ahorro. Fuentes oficiales del Banco de España insisten en que no ha remitido comunicación alguna escrita ni oficial a “ninguna” entidad financiera. Otras fuentes del sector incluso descartan que Linde ultime una circular para plasmar estas exigencias.

Esta negativa del Banco de España podría obedecer a que los topes a la remuneración de depósitos se podrían imponer en una normativa a nivel europeo, aunque no se descarta que finalmente se limite al ámbito competente del supervisor español.

En defensa del argumento de una circular europea juega que las penalizaciones por extratipar depósitos pasarán por elevar los ‘ratios’ de capital de calidad, según los criterios marcados por la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que son más exigentes y obligan a todas las entidades a contar con un ‘core capital’ del 9% desde enero de este año. Las imposiciones por ofrecer superdepósitos podrían elevar este capital de calidad hasta el 10,25%.

El Banco de España ha transmitido estas limitaciones a los grandes de la banca en varias reuniones mantenidas antes de que finalizara 2012. También se podrían haber intercambiado llamadas con algunas entidades, según fuentes al tanto de los contactos.

La justificación del regulador de imponer estos topes para proteger los márgenes de la banca se cuestiona entre algunos analistas ante lo “improbable” de que estas nuevas reglas en el mapa bancario faciliten la concesión de crédito.

“A pesar de que captar financiación a menor coste debería facilitar el crédito, es improbable que suceda ante la necesidad de continuar con el desapalancamiento”, explica la analista de Renta 4 Natalia Aguirre.

La analista de Renta 4 vaticina además un trasvase de fondos desde depósitos y el resto de productos afectados por estas limitaciones hacia otras alternativas de inversión. Las variantes podrían ser fondos monetarios y de retorno absoluto, así como renta fija privada a corto plazo.

En este sentido, se ha pronunciado el Instituto de Macroeconomía y Finanzas (IMF), dirigido por el exdirector de la Oficina Económica de Presidencia David Taguas. Este instituto además sospecha que la gran banca está detrás de la limitación, con el fin de impedir las ofertas agresivas de otras entidades.

 

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)