BBVA prevé un déficit público del 2,8% del PIB

Comment Off

BBVA prevé un déficit público del 2,8% del PIB

BBVA Research ha anunciado que prevé que las administraciones públicas españolas cierren este año con un déficit equivalente al 2,8% del PIB, un desfase que el próximo año se reducirá al 2,2% del PIB, en ambos casos por encima de los objetivos comprometidos y de las previsiones del Gobierno.

A través del Observatorio Fiscal del cuarto trimestre publicado, BBVA Research señala que su previsión de déficit público para este año, del 2,8% del PIB, se encuentra por encima tanto del objetivo oficial (2,2% del PIB) como de la estimación comunicada por el Gobierno a la Unión Europea (2,7% del PIB).

La entidad precisa que el mayor desfase se dará en la administración central y la Seguridad Social porque el incremento de los ingresos, más moderado de lo esperado, no podrá compensar la expansión del gasto público derivada de los Presupuestos, que incluyen medidas como la subida del sueldo de los funcionarios o de las pensiones.

El saldo estructural primario -es decir, sin tener en cuenta los intereses de la deuda- se deteriorará seis décimas de PIB, explica BBVA Research, lo que confirma el tono procíclico de la políticas fiscal.

Para el próximo año, el servicio de estudios de BBVA prevé que, en un escenario sin cambios en la política fiscal, el déficit público termine en el 2,2% del PIB, por encima tanto del objetivo oficial (1,3% del PIB) como del que pretende aprobar el Gobierno (1,8% del PIB), gracias a menor gasto en desempleo y deuda.

BBVA apunta que las medidas recogidas en el borrador de plan presupuestario remitido a Bruselas permitirían reducir el déficit público al 1,8% del PIB en 2019, si bien puntualiza que hay dudas sobre la aprobación del Presupuesto, la efectividad recaudatoria de las iniciativas y su impacto en la actividad económica.

A comienzos del mes de noviembre, BBVA Research señaló que el crecimiento de la economía española se mantuvo en el tercer trimestre del año, al registrar un alza del 0,6% del PIB según los datos de Contabilidad Nacional, lo que supone un alza “por debajo de lo esperado”.

El servicio de estudios explica que la demanda doméstica explicó la totalidad del avance (ocho décimas intertrimestral y tres puntos interanual), gracias a la ganancia de tracción del consumo y la inversión. En contrapartida, la contribución de la demanda externa fue negativa (dos décimas menos intertrimestral y cinco puntos menos interanual), ya que los flujos comerciales volvieron a retroceder de forma generalizada.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados