Banco de España confirma mala tendencia del crédito

No Comentado

banco de españa

Una estadística de Banco de España para la industria financiera, se suma a los malos datos publicados la semana pasada tanto de deuda sobre producto interior bruto como de actividad empresarial.

Antes de entrar en las cifras oficiales, conviene destacar el doloroso proceso de desapalancamiento en que la banca española lleva inmersa casi dos años. Pero ese proceso está lejos de terminarse a la vista de los datos de concesión de crédito publicados. Todas las categorías de crédito han acelerado su descenso siendo especialmente significativa la mala evolución del crédito corporativo y del crédito al consumo.

La situación de la economía ha provocado que menos empresas soliciten créditos (sobre todo porque hay muchas menos empresas en nuestro país) y que las pocas que lo solicitan reciban poca o nula ayuda de sus bancos.

En cuanto al crédito al consumo, durante el mes de junio el volumen concedido descendió un 8,6% respecto a junio 2013, siendo la partida de bienes duraderos, muebles, electrodomésticos…, la que más se contrajo con un 13,6% respecto al año anterior. Las razones de la caída son muy obvias; desempleo en máximos, pérdida de poder adquisitivo y disminución de la renta disponible.

En el crédito hipotecario la situación no es mejor, acelerándose la contracción del crédito respecto al trimestre anterior. En el segundo trimestre el crédito hipotecario cayó un 1,7% frente a 2013 frente al 1,3% que cayó el primer trimestre.

A pesar de las caídas en el precio de la vivienda, 14,4% en el segundo trimestre, los compradores no aparecen y sólo se cruzan operaciones entre las entidades bancarias y sus clientes. A día de hoy muchas entidades financieras se han convertido en las agencias inmobiliarias más activas del país.

El volumen total de crédito en el sistema ha descendido un 4,5% en julio frente a una caída del 4,1% en junio, lo que confirma una aceleración en la caída. Además de la menor actividad económica, la banca sigue reduciendo el tamaño de su balance, condición imprescindible para el cumplimiento de los ratios exigidos por el regulador. Es conveniente recordar que recientemente se elevó el requisito mínimo de core-capital de la industria al 9% lo cual exige un esfuerzo extra a todas las entidades.

El Banco de España ha facilitado a su vez estadísticas de los depósitos del sistema, que siguen descendiendo de modo agregado. A julio los depósitos han descendido un 2,6% respecto al año pasado una vez ajustadas las cifras por el incremento de captación a través de pagarés en vez de depósitos. Las cifras de depósitos este año están distorsionadas por el límite de tipo de interés impuesto por el regulador y que recientemente ha sido cancelado. El volumen exclusivamente de depósitos descendió en un 5,5% en julio.

La mala tendencia en el volumen de créditos concedidos por el sistema no sólo no ha frenado su caída en el segundo trimestre si no que se ha acelerado. Lo que es más preocupante es que la parte de crédito comercial y crédito consumo podrían empeorar aún más debido a la repercusión del incremento del IVA en el consumo de los particulares.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)