Banco Santander refuerza su programa de voluntariado corporativo

Comment Off

Banco Santander refuerza su programa de voluntariado corporativo

Banco Santander ha hecho balance del primer año de funcionamiento de su programa de voluntariado profesional en el centro corporativo de la entidad, en el que han participado más de 75 voluntarios que dedicaron un total de 400 horas ayudando a 8 ONG a mejorar su gestión y a resolver problemas concretos.

Además, la entidad que preside Ana Botín ha presentado su plan para 2019 y 2020, cuyo objetivo es hacer crecer y reforzar su compromiso con las organizaciones con las que colabora a lo largo del año.

El programa de voluntariado profesional de Santander se centra en poner al servicio de las organizaciones del Tercer Sector el activo más importante y valioso: el talento de sus profesionales para contribuir en sus proyectos y el logro de sus objetivos.

El voluntariado profesional, también llamado pro-bono, comenzó en Banco Santander en 2018, como una evolución del programa de voluntariado corporativo puesto en marcha en 2011. Desde entonces ha ido avanzando hacia iniciativas de alto impacto interno y externo, buscando multiplicar el efecto para ayudar a más personas, a través de una mejora en la gestión de las ONG.

Banco Santander cuenta en su centro corporativo con más de 2.000 empleados voluntarios, que han conseguido ayudar, de forma directa, a más de 14.000 personas a través de programas de educación financiera, mentoring y coaching de colectivos en riesgo de exclusión dirigidos a prevenir el abandono escolar y mejorar su empleabilidad.

Al respecto, Mónica Torres, directora de Cultura, Compromiso y Experiencia de Empleado del Santander, aseguró que “queremos ser un banco más sencillo, personal y justo con nuestros clientes, accionistas y con la sociedad en la que vivimos y los voluntarios Santander nos ayudan a conseguir nuestra misión de contribuir al progreso de la sociedad” y añadió que “el voluntariado es una palanca fundamental del compromiso de la empresa”.

Torres ha destacado los tres focos fundamentales de las iniciativas desarrolladas por la entidad durante el primer año de vida del programa de voluntariado profesional: la educación financiera de escolares, jóvenes y colectivos, el apoyo en la prevención del abandono escolar y el apoyo en la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión social, como personas con discapacidad o mujeres víctimas de violencia de género.

Banco Santander, que en total cuenta con 66.000 voluntarios en todo el mundo, incorpora el voluntariado profesional en su programa con el objetivo de incrementar el impacto interno y externo de las acciones y estar más cerca de la comunidad a través de entidades sociales elegidas por sus empleados a través de la convocatoria de proyectos sociales Euros de tu nómina, que anualmente reparte cerca de medio millón de euros entre diversas ONG.

Para Elena Leal, responsable de voluntariado corporativo del Santander, “este programa nos brinda, a los empleados, la oportunidad adicional de desarrollarnos y aprender, nos saca de nuestra zona de confort, hace crecer nuestro compromiso, nuestra satisfacción y nos hace sentirnos útiles a la sociedad”.

Cabe resaltar que Banco Santander ha informado que mantiene un firme compromiso con las comunidades en las que opera, con más de seis millones de personas ayudadas en los últimos cuatro años. En 2018, dedicó 179 millones de euros a inversión social, de los que 121 millones se destinaron al apoyo a la educación superior (1.200 acuerdos con instituciones académicas en 21 países) y 58 millones a programas de apoyo a la comunidad que beneficiaron a 2,5 millones de personas.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados