FROB: no hay “ninguna ansiedad” por desinvertir en Bankia

Comment Off

FROB: no hay "ninguna ansiedad" por desinvertir en Bankia

Jaime Ponce, el presidente del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), ha afirmado que no hay “ninguna decisión tomada” sobre la privatización de Bankia, y “ninguna necesidad de precipitación” ni “ninguna ansiedad” por realizar desinversiones en la entidad si las condiciones no son las adecuadas, ya que el Gobierno puede extender el plazo límite establecido en 2019, si bien ha señalado que en el organismo están “preparados” para aprovechar las oportunidades que surjan.

Así lo ha señalado durante su comparecencia ante la Comisión de Presupuestos del Congreso para informar sobre el proyecto de Presupuestos, en la que ha aclarado que no hay ninguna decisión tomada sobre la posible venta de otro paquete de Bankia, sino un “razonable” seguimiento habitual del mercado para aprovechar las oportunidades que puedan surgir.

Ponce ha explicado que el FROB mantiene la misma senda de seguimiento “continuado” del mercado y de análisis para la “correcta” valoración de la compañía y las expectativas para maximizar las ayudas públicas concedidas a la entidad.

“No hay ninguna decisión tomada”, ha asegurado Ponce, quien ha recordado que el plazo legal establecido para la desinversión en Bankia es el 31 de diciembre de 2019, por lo que el propósito “no puede ser otro que el cumplimiento del mandato legal”, si bien ha puntualizado que la propia norma prevé la posibilidad de que el Gobierno extienda el plazo. “Es un elemento que también consideramos”, ha dicho.

Según Ponce, esto facilita que la postura del FROB en la estrategia de desinversión no tenga “ninguna necesidad de precipitación” ni que exista “ninguna ansiedad” por la venta de otro paquete si las condiciones no son las adecuadas. Eso sí, si las condiciones son adecuadas, ha aseverado que en el FROB están “preparados” para “aprovechar las oportunidades”.

Ha recordado que la estrategia de desinversión del FROB tras la culminación de la integración de Bankia y BMN fue la activación de un sistema de seguimiento continuado del mercado para acometer bloques de desinversión, en paralelo a lo que han hecho otros países, derivado del análisis de mercado, del interés de la demanda y de la valoración de las expectativas para la recuperación de las ayudas.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados