Banca March gestiona más de 1.200 millones en proyectos de coinversión

Comment Off

Banca March gestiona más de 1.200 millones en proyectos de coinversión

Banca March ha impulsado distintos proyectos de coinversión entre sus clientes desde el año 2008, en los que se han comprometido más de 1.200 millones de euros en proyectos a largo plazo de la economía real.

La entidad ha explicado que se ha desinvertido alrededor de 450 millones con una rentabilidad anualizada en torno al 20% en algunos casos.

Según la entidad financiera familiar, esta forma de coinversión se basa en el conocimiento que el Grupo March posee del tejido industrial español y en su experiencia inversora internacional, lo que les permite centrarse en la inversión de proyectos de la economía real, como en infraestructuras o en actividades inmobiliarias.

En los últimos diez años, hasta 520 clientes del banco han invertido en esta clase de productos con un plazo de inversión medio de ocho años. De ellos, 160 inversores han repetido en proyectos posteriores de coinversión impulsados por la entidad, debido a la dificultad que supondría para estos clientes entrar en estos productos de otra forma.

De los 12 proyectos de este tipo que la entidad ha llevado a cabo en los últimos diez años, destacan el llamado Deyá Capital y el nuevo Fondo II, ambos de capital riesgo y gestionados por la sociedad de inversión Artá Capital, la cual pertenece a Banco March.

El primero, lanzado en 2008, se compone de 300 millones de euros del propio banco, complementados con otros 100 millones de los clientes. Deyá Capital se centra en financiar los planes de crecimiento o consolidación de ocho compañías medianas ibéricas, de las que cinco de ellas ya han sido desinvertidas con un múltiplo medio ponderado de rentabilidad de 2,26 veces.

Por su parte, el segundo fondo, llamado Artá II, también cuenta con 400 millones de euros, dividido a partes iguales entre el banco y los clientes y se lanzó en 2016 después de que el fondo Deyá Capital concluyese su periodo de inversión. Este fondo, que ya ha cerrado sus primeras tres inversiones, prevé formar una cartera de entre ocho y diez empresas medianas y terminar la desinversión en 2016 con un múltiplo de rentabilidad de dos veces.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados