Banco Santander realiza una contribución fiscal acorde con su actividad en los mercados donde está presente

Comment Off

Banco Santander realiza una contribución fiscal acorde con su actividad en los mercados donde está presente

Banco Santander ha reiterado que su estrategia fiscal asegura la adecuada contribución en las distintas jurisdicciones en las que opera en función de la creación de valor en cada una de ellas, bajo los principios de banca responsable.

En este sentido, Banco Santander lidera el conjunto de la banca española que realizan sus contribuciones tributarias según lo exige la ley. Según datos oficiales de la Agencia Tributaria sobre los impuestos empresariales pagados en España correspondientes al ejercicio 2017, los bancos pagaron un 22,2% sobre su base imponible por el Impuesto sobre Sociedades, más que los demás sectores. Estos datos desmienten informaciones publicadas recientemente de diversas fuentes que apuntan a la banca sólo paga el 2,7% de sus beneficios.

Adicionalmente, según los datos del “Estudio sobre la contribución fiscal en España del Sector CECA 2018”, dentro del sector financiero, los seis grandes bancos pagaron un 31% a Hacienda. BBVA: 27,2%; Bankinter: 27%; CaixaBank: 25,4%; Bankia: 24,2%; Sabadell: 20%. Por su parte, el Santander, que es el banco con mayor carga fiscal de Europa y una entidad internacional con operaciones en muchos países, el impuesto de sociedades devengado en 2018 en todos los países donde opera representó un tipo efectivo del 34,4%. En España, su contribución fiscal fue de 464 millones en Sociedades, 1.301 millones en IVA (que los bancos tienen prohibido descontar, al contrario que las demás empresas, es un gasto neto para ellos que se ingresa directamente en Hacienda).

En el caso del Grupo que preside Ana Botín, la entidad contribuye económica y socialmente en los países en los que desarrolla sus negocios a través del pago de los impuestos soportados directamente por el Grupo (impuestos propios) y de la recaudación de impuestos de terceros generados por el desarrollo de su actividad económica, en base a su función de entidad colaboradora con las administraciones tributarias.

Así, los impuestos totales recaudados y pagados por el Grupo en el ejercicio 2018 ascienden a 16.658 millones de euros, de los que 7.056 millones de euros corresponden a impuestos propios y el resto a impuestos recaudados de terceros.

Banco Santander precisó que los impuestos registrados en la cuenta de pérdidas y ganancias del ejercicio corresponden, fundamentalmente, al impuesto sobre beneficios devengado en el periodo (4.886 millones de euros en el ejercicio 2018, que representa un tipo efectivo del 34,4% o, si se descuentan los resultados extraordinarios, 5.230 millones de euros, que representa un 35,4% de tipo efectivo), el IVA soportado no recuperable, las contribuciones a la Seguridad Social a cargo del empleador y otros tributos soportados, con independencia del momento en que se haga efectivo su pago.

El pago de impuestos se produce en aquellas jurisdicciones donde se genera el beneficio del Grupo. Así, el 99% de los beneficios obtenidos, impuestos devengados e impuestos pagados corresponde a los países en los que el Grupo desarrolla su actividad.

Cabe resaltar que la estrategia fiscal aprobada por el consejo de administración del Santander ha sido incorporada a la política fiscal corporativa en la que se establecen los principios, directrices y pautas comunes de actuación en el ámbito tributario, aplicables a todo el Grupo.

Banco Santander está adherido desde 2010 al Código de Buenas Prácticas Tributarias en España y al Code of Practice on Taxation for Banks en Reino Unido, participando activamente en los programas de cumplimiento cooperativo que se están desarrollando por distintas administraciones tributarias.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados