Valencia impone una tasa para los cajeros en vía pública

No Comentado

 Valencia impone una tasa para los cajeros en vía pública

El Ayuntamiento de Valencia ha decidido imponer una tasa a las entidades financieras por  los cajeros instalados en vía pública.

Así lo ha avanzado este miércoles el concejal de Hacienda, Silvestre Senent, que ha presentado la Ordenanza Fiscal General para 2014, según ha informado el consistorio en un comunicado.

Este documento prevé la actualización del IPC en los precios públicos y contempla novedades como la citada tasa y como la creación de un nuevo concepto impositivo por la realización de actividades de grabación y filmación en los cementerios municipales.

Las nuevas ordenanzas entrarán en vigor el 1 de enero de 2014 y suponen una actualización de las tasas y precios públicos en función del IPC a fecha de 30 de junio de 2013, como cada año, lo que supone un incremento general del 2,1 por ciento, ha precisado el Ayuntamiento.

Asimismo, ha indicado que las novedades de este texto serán analizadas por la Comisión de Hacienda en su reunión del próximo martes y presentadas en el próximo pleno municipal, en la sesión ordinaria del mes de septiembre.

La nueva Tasa por Aprovechamiento del Dominio Público Local mediante Cajeros Automáticos de entidades financieras instalados en la fachada y manipulables desde la vía pública establece tres categorías fiscales determinadas en función de los valores catastrales del suelo donde se ubique cada cajero según el estudio hecho por la Universitat  Politècnica de València para la modificación de la Ordenanza sobre el Impuesto de Actividades Económicas.

Senent ha explicado que antes de concretar los parámetros de esta nueva tasa, el Ayuntamiento ha realizado un estudio sobre su aplicación en otras ciudades (como Murcia, Barcelona, Sevilla Málaga, Alicante, Castellón, Bilbao, Elche o Torrent). Así, los precios anuales serán de 592 euros en la categoría fiscal primera; 532,80 en la segunda categoría, y 503,20 euros en la tercera.

El edil ha señalado que los cajeros situados dentro de las oficinas bancarias no están sujetos a este pago, dado que no hacen uso de la vía pública, a la vez que ha recordado dos sentencias del Tribunal Supremo de 2009 que respaldan la legalidad de fijar la tasa. Silvestre Senent ha cifrado en unos 300 el número de cajeros en la ciudad ubicados en vía pública y susceptibles de tributar, lo que supondría unos ingresos de alrededor de 140.000 ó 150.000 euros al año.

Otros cambios de cuantía y aplicación de tasas que va a realizar el Ayuntamiento de Valencia se refieren a los aplazamientos y fraccionamiento de pagos, a la tasa para la grabación y filmación en los cementerios municipales, tasas por instalación de vados, pagos por Uso de Instalaciones y Edificios Municipales, y a la ampliación de la Tasa de Estacionamiento de Vehículos definida por la ORA.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)