Bancos de América Latina estabilizarán sus emisiones de deuda

No Comentado

Los bancos de América Latina van a estabilizar, durante este 2014, sus emisiones de deuda ante la fuerte caída que se registró el año pasado en comparación con el ejercicio precedente. Así lo ha informado este lunes la agencia de calificación de riesgo Moody’s.

Las emisiones de deuda de las entidades bancarias de la región latinoamericana cerraron el 2013 con un total de 15.400 millones de dólares (11.057 millones de euros) ante los 27.700 millones de dólares (19.890 millones de euros) reportados en el 2012. Moody’s atribuye esta caída tanto a la desaceleración en el crecimiento del crédito en la región, así como al panorama macroeconómico volátil.

La directora general de Moody’s, Celina Vansetti-Hutchins, ha señalado que se espera que las emisiones se mantengan en niveles similares durante el 2014, en la medida en que los bancos conserven la deuda existente hasta su vencimiento.

El informe también detalla que en la disminución de las emisiones de 2013 hay factores nacionales y se da como ejemplo el caso de los bancos brasileños, que emitieron deuda en 2012 a fin de obtener capital para cumplir con los requisitos de Basilea III.

En el caso de Colombia, Moody’s explica que se reportó una baja en las emisiones, ya que las fusiones y las adquisiciones se redujeron durante 2013, lo que a su vez disminuyó la necesidad de financiación respecto al ejercicio anterior.

Asimismo, el informe apunta que es muy probable que este año haya menos financiación disponible para nuevas emisiones o refinanciaciones, debido al aumento estimado de los tipos de interés.

Vansetti-Hutchins, autora del informe, ha explicado que las pequeñas entidades bancarias van a sentir estos efectos negativos con más fuerza que las entidades más grandes, ya que disponen de un mejor acceso a los mercados capitales, y es muy probable que decidan no realizar emisiones.

Los bancos de América Latina van a necesitar un refinanciamiento de deuda por 9.500 millones de dólares (6.822 millones de euros) en 2014, dentro de una deuda total pendiente de unos 135.000 millones de dólares (96.956 millones de euros).

Moody’s ha advertido que los riesgos de esta refinanciación son controlables durante este 2014, sin embargo, los riesgos van a aumentar en los próximos años en la medida en que aumenten los intereses y la volatilidad del mercado.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)