La banca nacionalizada perderá unos 42.600 millones en 2012

No Comentado

Banca nacionalizada

Las entidades nacionalizadas recibieron 36.968 millones en ayudas procedentes de la UE. Concretamente, Bankia recibió 17.959 millones, Catalunya Banc 9.084, NBG 5.425 y Banco de Valencia 4.500 millones.

En los planes de reestructuración aprobados por la CE como condición para liberar las ayudas se contempla que Bankia se anote unas pérdidas de unos 19.000 millones, tal y como adelantó el presidente del banco, José Ignacio Goirigolzarri, en la rueda de prensa para presentar las medidas para recapitalizar la entidad.

Bankia prevé volver a ganancias en 2013 y alcanzar un beneficio neto de 1.200 millones de euros en 2015. La entidad ha alcanzado un acuerdo con los sindicatos para acometer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectará a 4.500 empleados.

En los planes de saneamiento hasta 2017 de Catalunya Banc y NGB se estiman unas pérdidas antes de impuestos de entre 11.000 y 12.000 millones en el caso de la antigua caja catalana y de entre 8.000 y 7.000 millones en el de la entidad presidida por José María Castellano. Estas tres entidades aún tienen que presentar sus resultados definitivos a cierre de 2012.

A Catalunya Caixa, el plan de reestructuración impuesto por Bruselas a cambio de la ayuda europea le obliga a reducir su balance desde los 77.000 millones de euros en 2011 a entre 50.000 y 60.000 millones de euros en diciembre de 2016. Ello comportará un recorte del número de oficinas desde las 1.163 que tenía cierre de 2011 a entre 700 y 800 al final del periodo y una disminución de la plantilla, que pasará de estar compuesta por 7.200 trabajadores a entre 4.000 y 5.000. La entidad deberá venderse antes de 2017.

El plan de reestructuración calcula que las pérdidas de Catalunya Banc se reduzcan este año y en 2014 a entre 200 y 100 millones. La entidad volverá a beneficios de entre 200 y 300 millones de euros en 2015 y 2016.

Por lo que se refiere a NGB, la Comisión le fuerza a reducir su balance de 72.129 millones al final de 2011 a entre 30.000 y 40.000 millones en 2017. El número de oficinas pasará de 1.222 a entre 400 y 500, mientras que la plantilla deberá recortarse de 9.800 a entre 3.000 y 4.000 trabajadores.

El plan de reestructuración aprobado por Bruselas, cifra las pérdidas para NGB en 2012 en entre 8.000 y 7.000 millones de euros. Pero la entidad entrará ya en beneficios este año (entre 10 y 20 millones de euros) y llegará a entre 200 y 300 millones de beneficios antes de impuestos en 2017.

Por su parte, Banco Valencia presentó a inicios de febrero sus resultados correspondientes al ejercicio precedente. La entidad adjudicada a Caixabank a finales de noviembre declaró unos números rojos de 3.613 millones en 2012.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)