La banca de la eurozona necesita refinanciar 1,5 billones

No Comentado

La banca de la eurozona necesita refinanciar 1,5 billones

Entre finales de 2012 y el primer trimestre de 2015, los bancos de la eurozona encaran vencimientos por valor de 1,5 billones de euros. Según ha advertido la Autoridad Europea del Mercado de Valores (ESMA), ello implica un “sustancial riesgo de crédito” para el sector bancario europeo.

En concreto, la CNMV europea señala que los bancos privados de la zona euro necesitan refinanciar hasta el primer trimestre de 2015 vencimientos de deuda por un importe total de 521.000 millones de euros a los que habría que sumar los 1,018 billones recibidos por las entidades a través de las subastas a tres años del Banco Central Europeo (BCE).

“Así las necesidades de refinanciación de los bancos europeos entre el cuarto trimestre de 2012 y el primer trimestre de 2015 son prácticamente de 1,5 billones, lo que supone que el riesgo futuro de crédito sigue siendo sustancial para el sector bancario europeo”, apunta el regulador europeo.

“No obstante, factores como el desendeudamiento y los procesos de reestructuración y la reducción de volumen de la industria bancaria podrían reducir las necesidades de financiación de los bancos”, añade la ESMA.

Respecto a la deuda soberana, el regulador europeo de los mercados apunta que el volumen de emisiones en 2012 ascendió a 820.000 millones de euros entre los países de la eurozona, cerca de la media de los últimos cinco años, aunque un 4% por encima de la cifra de 2011 y un 66% por encima del dato de 2007.

De este modo, el total de deuda de la UE a finales de 2012 alcanzó los 10,8 billones de euros, prácticamente un 85% del PIB de los Veintisiete. De esta cantidad, 8,5 billones de euros corresponden a deuda de los países de la zona euro, el 90% del PIB, tras aumentar un 7% respecto a 2011 y un 45% por encima de la cifra de 2007.

“Mientras el volumen de deuda emitido en la eurozona se ha mantenido relativamente estable en 2012, la calidad, medida por los ‘ratings’ de Standard & Poor’s, se deterioró”, explica el regulador, puesto que la nota media ponderada de estas emisiones se situó en ‘A+’, lo que supone una calidad “buena”, aunque resulta tres escalones inferior a la nota media de las emisiones de 2011.

En este sentido, el año pasado un 54% de la deuda soberana emitida contaba con la máxima nota de solvencia (‘AAA’), frente al 60% de 2011, mientras que un 13% correspondió a emisiones calificadas entre ‘AA’ y ‘A-‘, frente al 40% del año anterior.

Asimismo las emisiones de deuda con una nota por debajo del nivel ‘A’, con una calidad aceptable o inferior,  representaron el 33% del total en 2012, frente al 0,2% en el año anterior.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)