Deutsche Bank y Barclays se incorporan al ‘banco malo’

No Comentado

 

El banco alemán Deutsche Bank y el británico Barclays Bank se han incorporado como inversores de la Sareb, completando el 100% del capital social inicial. De este modo, se pondrá en marcha en esta primera fase con un 55% de accionistas privados y un 45% de capital público.

La Sociedad de Gestión de Activos procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb) contará como principales accionistas con el Banco Santander, que se hará con el 16% tras invertir hasta 840 millones, y Caixabank, que tendrá un 11,7%, al participar con hasta 606 millones. Ambos, junto a Sabadell, Popular y Kutxabank, aportarán en conjunto 430 millones de euros de capital en una primera fase, en la que no participará BBVA.

Completarán la lista de accionistas los inversores extranjeros Deutsche Bank y Barclays Bank, otras ocho entidades nacionales de nueva incorporación (Ibercaja, Bankinter, Unicaja, Cajamar, Caja Laboral, Banca March, Cecabank y Banco Cooperativo Español), y las aseguradoras Mapfre, Mutua Madrileña, Catalana Occidente y Axa.

De este modo, los socios privados aportarán 524 millones de euros en el inicio del ‘banco malo’, mientras que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) aportará otros 491 millones, unas cantidades que aumentarán en la segunda fase.

Las entidades privadas, junto con otros inversores, suscribirán en las próximas semanas deuda subordinada emitida por Sareb y aportarán los recursos necesarios para cerrar hasta un importe máximo de 3.800 millones de euros en fondos propios previstos en la primera fase y que estarán compuestos en un 25% por capital y en un 75% por deuda subordinada.

Antes de que acabe este año, la Sareb, que gestionará un volumen de activos en torno a los 55.000 millones de euros, adquirirá los activos de las cuatro entidades nacionalizadas (Bankia, Catalunya Bank, Caixa, Novagalicia y Banco de Valencia) por un volumen estimado de 40.000 millones de euros.

En una segunda fase, durante el primer trimestre de 2013, asumirá el traspaso de activos del Grupo 2, operación para la que está prevista una nueva ampliación de capital y emisión de deuda subordinada, a suscribir por los actuales accionistas y, en su caso, otros inversores interesados.

La principal meta que se fija la Sareb tras completar al 100% su capital social será maximizar el valor de los activos mediante su gestión y comercialización atendiendo a la diferente naturaleza de los mismos. Para ello, contemplará todas las vías de desinversión y todos los canales disponibles, entre ellas, el minorista aunque éste podría no ser el más relevante.

En : Bancos

Sobre el autor

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)