Roel Huisman, nuevo consejero delegado de ING en España y Portugal

Comment Off

Roel Huisman, nuevo consejero delegado de ING en España y Portugal

El grupo ING ha nombrado a Roel Huisman consejero delegado de la entidad para España y Portugal, sustituyendo así a César González-Bueno, quien permanecerá al frente de sus actuales responsabilidades durante un mes y medio para facilitar el periodo de transición.

Pasado el mes de noviembre, González-Bueno se incorporará como presidente del consejo asesor de ING en España y Portugal, de forma que el directivo permanecerá ligado a la firma que puso en marcha en estos mercados hace ya dos décadas.

Huisman, que comenzó a trabajar en ING en 1999, se ocupará de los negocios de banca minorista y mayorista y reportará directamente a Aris Bogdaneris, el jefe de ING Retos y Mercados en Crecimiento, al tiempo que se incorporará como miembro del comité de dirección del grupo.

Durante los últimos cuatro años, Huisman ha sido el máximo responsable del negocio de banca de particulares de TMB Bank, que cuenta con 6,2 millones de clientes. Llevó a esta entidad a la vanguardia de la banca digital en Tailandia, donde logró aumentar rápidamente la cuota de mercado en hipotecas o productos de inversión y seguros.

Antes de su andadura por TMB Bank, fue consejero delegado de ING-DiBa en Austria, director de Pagos en Holanda, y dirigió programas globales como el programa de resiliencia frente a la delincuencia cibernética.

En el mes de febrero la entidad informó que, en su división de España y Portugal, registró en 2018 un beneficio ordinario antes de impuestos de 214 millones de euros, un 44% más que en 2017. Igualmente la entidad obtuvo unos ingresos ordinarios de 616 millones, un 14% más que el año anterior.

Según explicó el consejero delegado de ING España, César González-Bueno, durante la presentación de resultados ante la prensa, el beneficio neto ascendió a 163 millones, un 90%, sin embargo es “menos representativo” de la actividad del banco ya que se debe a “elementos extraordinarios”, negativos en 2017 y positivos en 2018.

El aumento en los ingresos está reflejado en el incremento del 25% del margen neto ordinario, hasta 281 millones de euros, a pesar de que los gastos ordinarios aumentaron un 7%, hasta 335 millones de euros. Al cierre del año, los depósitos de clientes alcanzaron 35.200 millones de euros, un 3% más que en 2017; los créditos a clientes crecieron un 14%, hasta 23.200 millones de euros, y la mora se mantuvo como una de las tasas más bajas del mercado, con un 0,85% en banca para particulares.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados