BNI y Óptima Mayores relanzan las hipotecas inversas en España

Comment Off

Hacienda no eliminará la deducción fiscal de planes de pensiones en el IRPF

Óptima Mayores ha llegado a un acuerdo con el banco portugués BNI para relanzar las hipotecas inversas en España, un producto que no se vendía en el país desde que BBVA retiró su comercialización en 2013, y se calcula que la contratación en España rondará las 300 hipotecas en el primer año.

En el marco de este acuerdo firmado en julio, Óptima Mayores ha abierto delegaciones en Barcelona, Sevilla, Málaga, La Coruña, Vigo y Valencia durante los meses de septiembre y octubre.

Además, está actualmente trabajando con otras tres entidades españolas para desarrollar más productos para mayores, si bien los resultados de estos potenciales alianzas llegarán previsiblemente en el primer trimestre de 2019.

Según ha indicado la compañía, el grupo portugués BNI se ha comprometido a aportar hasta 25 millones de euros para financiar la colocación de hipotecas inversas en España durante el primer año de este acuerdo, en el que prevé comercializar alrededor de 300.

De cumplirse los objetivos, la alianza es prorrogable hasta cinco años. Aunque ningún banco comercializaba de forma activa hipotecas inversas en España desde 2013, sí lo hacía alguna entidad de forma puntual y sin dar promoción al producto, por lo que en 2017 se vendió un total de 31, frente a las más de 37.000 en Reino Unido, 1.150 en Suecia y 500 en Italia.

Desde Óptima Mayores han señalado que la tasa de conversión de las personas que se han interesado por este producto ha pasado del 3% anterior al 1 de septiembre, cuando reinició la comercialización en España, al 36% actual.

La hipoteca inversa es un producto financiero que, a modo de préstamo, permite al cliente mayor de 65 años disponer de parte del valor de su vivienda en forma de mensualidades o como importe único al inicio, utilizando la vivienda como garantía pero manteniendo su propiedad y uso.

Ante el fallecimiento del beneficiario de la hipoteca inversa, los herederos son los responsables de recibir tanto la propiedad de la vivienda como la deuda de la misma. Frente a esta situación, para poder liquidar la deuda, el sucesor cuenta con varias alternativas, como realizar una nueva hipoteca para cubrir la deuda, alquilar el inmueble para costearlo o vender la casa para pagar la deuda y, en caso de existir beneficio, quedarse con la diferencia.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados