Bankia cumple con el Código de Buen Gobierno de la CNMV

Comment Off

Bankia cumple con el Código de Buen Gobierno de la CNMV

Bankia es una de las cuatro entidades que declararon cumplir al 100% con el Código de Buen Gobierno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) en 2017, acompañada por CAF, Corporación Financiera Alba y Euskaltel, según recoge el Informe anual de Gobierno Corporativo (IAGC) publicado por el supervisor de los mercados.

En el tercer ejercicio de aplicación del Código de Buen Gobierno, las 139 sociedades cotizadas españolas siguieron de manera total una media del 84,6% de las recomendaciones (+1,3 puntos más que un año antes) y de manera parcial un 7% (-0,4 puntos respecto a 2016), por lo que el 8,4% de las recomendaciones no se siguieron ni total ni parcialmente (8,7% un año antes).

En concreto, cuatro empresas cumplieron con el 100% de las recomendaciones (Bankia, CAF, Corporación Financiera Alba y Euskaltel), 50 compañías (35,9% del total) siguieron más del 90% de las recomendaciones, más de la mitad (54,7%) cumplió con al menos el 85% de las recomendaciones y solo una registró un grado de seguimiento inferior al 50%, el grupo Minersa.

Mientras que el 43,4% de las cotizadas españolas declaró cumplir con un porcentaje del Código de Buen Gobierno superior a un año antes, el 33,3% registró un grado de cumplimiento menor. El sector de construcción e inmobiliario tuvo un grado de seguimiento del código inferior a la media, mientras que el financiero contó con un mayor seguimiento.

En general, las recomendaciones que menos se cumplen son las relativas a las prácticas que recomienda el Código sobre que las sociedades de elevada capitalización cuenten con dos comisiones de nombramientos y de retribuciones separadas y sobre transparencia informativa vía web en la junta general. Por el contrario, todas las empresas siguen siete de las recomendaciones, la mayoría relativas al funcionamiento del consejo.

Por otro lado, la legislación española deja a la libre autonomía de cada sociedad la decisión de seguir o no las recomendaciones de gobierno corporativo, pero les exige que cuando no lo hagan revelen los motivos que lo justifican para que los accionistas, los inversores y los mercados en general puedan juzgarlos.

Si bien en 2017 aumentaron las explicaciones específicas, también lo hicieron las generales y las redundantes, siendo estas últimas las que alcanzaron el porcentaje más elevado de todas las analizadas.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados