El banco malo comprará activos con descuentos

No Comentado

banco de España

El banco malo comprará a las entidades financieras sus activos tóxicos con importantes rebajas sobre el valor de libros, es decir sobre el precio fijado en los balances de las entidades. Empiezan a barajarse quitas de hasta el 70 y el 60%.

La valoración que el banco malo, la sociedad que gestionará los activos problemáticos del sector financiero, haga de los activos tóxicos un concepto pendiente de definición pero que en principio incluiría inmuebles adjudicados, y seguramente también créditos a promotores morosos y subestándar es clave para el éxito de la operación, que, según el Ministerio de Economía, no debe suponer coste alguno para el contribuyente.

El descuento se da por hecho, pues el banco malo luego tiene que vender los inmuebles y obtener ganancias para devolver la ayuda que ha pedido (hasta 25.000 millones a la UE) y ofrecer plusvalías a los socios privados que pretende embarcar en el proyecto. El banco malo, de hecho, será una sociedad con mayoría de capital privado y es así porque si el Estado tiene la mayoría, la deuda que emita la nueva sociedad se computaría como deuda pública, una circunstancia que el país en este momento, al borde del rescate, no se puede permitir.

Para convencer a los grandes grupos bancarios e incluso a fondos de inversión para entrar en el banco malo, hay que garantizar ganancias y éstas solo serán posibles si compran barato y venden más caro, explican fuentes financieras.

El banco malo irán a parar 100.000 millones de euros en activos tóxicos, sobre todo pisos y terrenos, pero el Gobierno los comprará por 30 o 35.000 millones, es decir, un descuento de hasta el 70%. También explicaba que la nueva sociedad comprará los inmuebles y terrenos emitiendo deuda propia garantizada por el Tesoro que no cumputaría como pública.

El banco malo, que estará dirigido por el FROB, deberá calibrar muy bien su decisión, pues una quita muy elevada supone para las entidades ya en apuros declarar pérdidas mayores y por tanto solicitar más ayudas a Bruselas. Si venden por el valor en libros menos las provisiones, los bancos pueden capear el temporal, pero si la rebaja supera a las provisiones la diferencia será una pérdida que o se cubre con beneficios, imposible en el caso de NCG Banco, o contra capital. Es decir, habrá un agujero y habrá que incrementar el cheque que se pide a la UE. NGB Banco calcula que necesitará hasta siete mil millones, aunque NCG Banco y Caixa Catalunya requerirán quince mil millones de euros.

Si por el contrario, el banco malo se muestra más generoso en la compra de los activos tóxicos, las entidades reducirán la factura del rescate, pero al banco malo le será más difícil ganar dinero.

También hay que tener en cuenta que si el banco malo rebaja el valor de los pisos obligará al resto de las entidades a devaluar también sus sus activos, y ello costará provisiones adicionales. Hasta 14.000 millones de euros, según Morgan Stanley.

El Ministerio de Economía pretende que el reglamento que marque el funcionamiento del banco malo esté aprobado en noviembre y la nueva sociedad esté a pleno funcionamiento en diciembre. Ya hace más de dos semanas que se aprobó el real decreto que daba luz verde al banco malo, pero poco se sabe de él, y una de las razones es que el propio Gobierno no se pone de acuerdo.

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, defiende la creación de un nuevo cuerpo de funcionarios para vender los activos tóxicos del banco malo, y el titular de Economía, Luis de Guindos, sostiene que es más operativo subcontratar esa tarea incluso a las propias entidades financieras, contaba ayer El Confidencial.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no será publicada. Los campos requeridos están marcados como (requerido)