Italia busca una “solución privada” para Banca Carige

Comment Off

Italia busca una "solución privada" para Banca Carige

El Gobierno de Italia ha expresado su voluntad de encontrar una solución privada que permita superar las dificultades que atraviesa Banca Carige, que fue intervenida por el Banco Central Europeo (BCE) con el nombramiento a principios de año de tres administradores temporales tras el fracaso de la ampliación de capital de la décima entidad del país transalpino y la dimisión de su cúpula directiva.

“El Gobierno espera una solución privada a la crisis que permita superar las dificultades actuales”, ha afirmado el ministro italiano de Finanzas, Giovanni Tria, en una comparecencia ante una comisión parlamentaria, donde ha subrayado que en caso de producirse “una recapitalización preventiva” de la Banca Carige tendría carácter “temporal”, añadiendo que “la nacionalización parece inadecuada”.

En este sentido, Tria ha confirmado que Banca Carige ha presentado una solicitud para obtener garantía estatal “sobre los bonos de nueva emisión”, con los que el banco confía en recaudar unos 3.000 millones de euros, y que ha sido notificada a la Comisión Europea. “Confiamos en conocer pronto la decisión correspondiente”, apuntó el ministro.

El Gobierno de Italia aprobó una semana después de la intervención del banco genovés por el BCE un decreto de medidas urgentes dirigidas a facilitar a los administradores temporales de Banca Carige la toma de las iniciativas necesarias para preservar la estabilidad y la consistencia de la entidad, incluyendo la posibilidad de acceder a recursos de liquidez pública, así como su recapitalización por parte del Estado.

El decreto da así al banco la posibilidad de acceder “a formas de apoyo de liquidez pública” consistentes en la concesión por parte del Ministerio de Economía y Finanzas de garantías estatales sobre los pasivos recién emitidos o sobre préstamos otorgados por la autoridad discrecional de Banco de Italia.

Asimismo, teniendo en cuenta los resultados del reciente ejercicio de estrés al que fue sometida Banca Carige, también se prevé la posibilidad de que acceda, a través de una solicitud específica, “a una recapitalización pública como medida de precaución”, con el fin de preservar el cumplimiento de todos los índices de capitalización también en escenarios hipotéticos de particular gravedad y altamente improbables.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados