Deutsche Bank quiere crear un ‘banco malo’

Comment Off

Deutsche Bank quiere crear un ‘banco malo’

Deutsche Bank está estudiando la posibilidad de crear un ‘banco malo’, según ha señalado el ‘Financial Times’.

La operación podría tener como consecuencia el cierre de su negocio de trading fuera de Europa, y supondría segregar del balance de la entidad hasta 50.000 millones de euros en activos tóxicos.

Según indica el ‘Financial Times‘, el plan podría hacerse público el próximo mes de julio, coincidiendo con la presentación de las cuentas del primer semestre de la entidad.

En este sentido, desde el banco alemán indicaron que “Deutsche Bank está trabajando en medidas para acelerar su transformación, para mejorar su rentabilidad de forma sostenible”, añadiendo que se actualizará a los públicos interesados, “si es requerido y cuando lo sea”.

Según las fuentes consultadas por el rotativo, el plan para la creación de una unidad de activos no estratégicos, nombre con el que se cita internamente al potencial ‘banco malo’, implica una drástica reducción o incluso el cierre de las actividades de trading fuera de Europa, aunque la decisión final aún no ha sido adoptada por el banco.

Asimismo, la escala del ajuste aún no está definida completamente y la cifra de activos transferidos oscilaría entre un mínimo de 30.000 millones de euros y la más probable de entre 40.000 y 50.000 millones, lo que equivaldría hasta a un 14% del balance de la entidad.

“Los recortes tienen que ser radicales”, indicó un alto representante del banco sin identificar por el diario.

Las acciones de Deutsche Bank se revalorizaban un 2,72% en la Bolsa de Fráncfort este lunes, hasta un precio de 6,19 euros, después de que el pasado 3 de junio cerrase por primera vez en su historia por debajo de 6 euros.

Deutsche Bank obtuvo un beneficio neto atribuible de 178 millones de euros en el primer trimestre de 2019, un incremento del 48,3% en comparación con sus ganancias en el mismo periodo del año anterior, mientras que su cifra de negocio entre enero y marzo registró un retroceso del 8,9%, hasta 6.351 millones de euros.

Deutsche Bank y Commerzbank cerraron el pasado 25 de abril sus conversaciones encaminadas hacia una eventual fusión, al estimar que la operación no aportaba beneficios ni a los accionistas ni a otras partes interesadas.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados