25.6 C
Madrid
sábado, julio 2, 2022
Inicio Bancos CaixaBank prevé una rentabilidad superior al 12% para 2024

CaixaBank prevé una rentabilidad superior al 12% para 2024

CaixaBank prevé una rentabilidad superior al 12% para 2024

Según recoge el Plan Estratégico 2022-2024 que el banco ha remitido este martes a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), CaixaBank aspira a alcanzar una rentabilidad superior al 12% y una ratio de eficiencia del 48% en 2024, incrementar un 8% su margen de intereses y generar alrededor de 9.000 millones de euros de capital.

Las prioridades estratégicas del Plan Estratégico 2022-2024 de CaixaBank, el primero tras la integración de Bankia, se centran en impulsar el crecimiento del negocio, fortalecer el liderazgo en el segmento de particulares, convertirse en el primer banco de más empresas, evolucionar el modelo de atención para adaptarlo al máximo a las preferencias de los clientes y consolidarse como «un referente en sostenibilidad en Europa».

CaixaBank prevé que en España el PIB crezca un promedio del 3,4% en los tres años del plan y que la tasa de paro descienda gradualmente hasta el 11,5% en 2024. Aunque la guerra de Ucrania y sus efectos sobre los precios están frenando el ritmo de recuperación a corto plazo, el banco prevé que la nueva fase de la pandemia, la recuperación del turismo extranjero, la normalización de las tasas de ahorro y el despliegue de los fondos europeos impulsen la actividad económica y la demanda de crédito.

El plan anticipa una normalización de la política monetaria en los próximos trimestres en respuesta a la alta inflación, con una subida del Euríbor a 12 meses a un promedio de entre el 1,5% y el 1,6% en 2023-2024. En Portugal, espera que el crecimiento económico alcance como mínimo un promedio del 3% en 2022-24.

En este escenario, CaixaBank espera mantener una elevada actividad comercial en créditos (hipotecas, empresas y consumo) y recursos de clientes y aspira a elevar sus ingresos a un ritmo del 7% entre 2022 y 2024, impulsados por la actividad de seguros (+10%) y la evolución moderada de las comisiones (+2%), de manera que el margen de intereses suba un 8% apoyado en el nuevo entorno de tipos de interés.

El plan estratégico recoge que la rentabilidad (ROTE) se situará al final del periodo por encima del 12%, lo que supone casi duplicar los actuales niveles, mientras que la ratio de eficiencia mejorará 10 puntos en comparación con 2021, hasta colocarse por debajo del 48%. Otro pilar será el control de la morosidad, que previsiblemente descenderá por debajo del 3% a finales de 2024.

Durante el periodo de vigencia del plan, CaixaBank se ha marcado el objetivo interno de situar el capital de máxima calidad CET1 entre el 11% y el 12%, aplicando una «atractiva» política de remuneración a los accionistas que se apoyará en el aumento de ingresos y la neutralización de costes tras la fuerte reducción acometida en 2022 por la captura de las sinergias tras la fusión con Bankia.

En concreto, prevé generar alrededor de 9.000 millones de capital, incluyendo los dividendos (con un ‘pay out’ superior al 50%), el exceso de capital sobre el 12% y la entrega de 1.800 millones correspondientes al plan de recompra de acciones que se repartirán este año. En cuanto a esto último, CaixaBank ha anunciado este martes que la recompra de acciones tendrá un importe monetario máximo de 1.800 millones de euros, no excederá del 10% del capital social del banco, su duración máxima será de 12 meses y su gestor será Morgan Stanley Europe SE.

En la transición energética de empresas y particulares, CaixaBank quiere movilizar 64.000 millones de euros en financiación sostenible a través del impulso de varias iniciativas centradas en la oferta de productos, el asesoramiento ASG, la concienciación y la formación.

En relación con los objetivos financieros de BPI, se plantea que los ingresos avancen a un ritmo promedio anual del 9%, con una rentabilidad (ROTE) y una eficencia que convergerán con las del conjunto del grupo.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha señalado que el Plan Estratégico pone el foco en el cliente y en desarrollar las mejores propuestas ofreciendo «una excelente calidad de servicio». Para Goirigolzarri, la materialización de esta hoja de ruta permitirá a CaixaBank «ofrecer la mejor propuesta de valor» para sus clientes, mantener una política de dividendos «atractiva» para los accionistas e impulsar la transición energética de las empresas y de la sociedad par convertirse en «referente» en sostenibilidad.

De su lado, el consejero delegado de la entidad, Gonzalo Gortázar, ha destacado que los objetivos del grupo para los próximos tres años se centran en impulsar el crecimiento de los ingresos, mantener y seguir potenciando el mejor modelo de relación omnicanal con los clientes y consolidar a CaixaBank como «el grupo financiero de referencia en Europa» por su compromiso social y medioambiental.

Crecimiento del negocio y evolución del modelo de atención

El plan estratégico, cuyo lema es ‘Cerca de nuestros clientes’, aspira a fortalecer el liderazgo en el mercado retail en España y aumentar los ingresos, elevando la penetración de productos y servicios de la base de clientes y evolucionando la oferta, ganando cuota y capturando sinergias al extender su propuesta de valor a los clientes procedentes de Bankia, principalmente en productos de ahorro a largo plazo y seguros.

En financiación, plan prevé mejorar un 50% la nueva producción de hipotecas en comparación con el periodo 2019-2021 y crecer un 30% en la nueva producción de crédito al consumo, mientras que en ahorro a largo plazo el objetivo es mantener el liderazgo y aumentar en 70 puntos básicos la cuota de mercado, actualmente en el 29,6%.

Además, el banco se ha marcado como objetivo alcanzar el liderazgo en corporate, empresas y pymes con propuestas de valor especializadas por negocios y sectores, mayor foco en financiación del circulante y banca transaccional y crecimiento del negocio en banca internacional y CIB, con el objetivo de multiplicar por dos la cartera de crédito internacional.

En cuando a la evolución del modelo de atención, CaixaBank seguirá priorizando el modelo de oficina Store en la red urbana que alcanzará el 22% a finales de 2022), mantendrá su presencia en la red rural (con el 39% de oficinas Agrobank) y potenciará la atención remota con inTouch (hasta 4,6 millones de clientes, duplicando los 2,4 millones de 2021) y digital con imagin (ampliará su oferta y alianzas para alcanzar 4,8 millones de clientes, frente a 3,7 millones de 2021).

Así, a finales de 2022 el 29% de clientes será omnicanal (gestor presencial y uso activo de canales digitales), el 22% gestor remoto, el 19% imagin, el 18% preferirá atención física exclusivamente, el 8% será totalmente digital (al margen de imagin) y el 5% serán otros colectivos mayoritariamente omnicanal (empresas y otras redes especializadas, banca privada e instituciones).

Por otro lado, incrementará la plantilla de CaixaBank Tech hasta los 1.000 empleados, desde los 600 de 2021, e impulsará hasta el 10% el número de empleados con roles de desarrollador, para acelerar su transformación tecnológica, disponer de mayor capacidad para procesar volúmenes cada vez mayores y optimizar su modelo operativo con la reducción del tiempo operativo de terminal en oficinas, de los costes operativos en backoffice y del tiempo medio de respuesta al cliente, al tiempo que aumenta la resiliencia operativa.

Últimas Noticias

- Advertisement -

Contenido Relacionado

- Advertisement -