Banco Santander avanza con la integración tecnológica de Banco Popular

Comment Off

Banco Santander avanza con la integración tecnológica de Banco Popular

Banco Santander ha informado que ya integró en su plataforma informática un total de 600 oficinas procedentes de Banco Popular, tras culminar el fin de semana la integración tecnológica de las sucursales de Cataluña y Canarias.

En concreto, ya terminaron de integrarse las oficinas de estas regiones, un total de 275, que se suman a las 325 sucursales de Galicia, Cantabria, Asturias y País Vasco que terminó de incorporar el pasado mes de marzo.

En este sentido, actualmente operan bajo los sistemas de Banco Santander un total de 600 oficinas procedentes de la entidad que el grupo presidido por Ana Botín adquirió en junio de 2017, lo que representa el 40% del total de la red de Popular.

De esta manera, el Santander ha finalizado cinco de las nueve fases en que se divide la integración tecnológica. La primera se inició el pasado mes de noviembre en Galicia, una región en la que también tuvieron lugar la segunda y la tercera oleada. En la cuarta finalizó la integración de las oficinas en Galicia y se acometió la de las sucursales de Cantabria, Asturias y País Vasco y en la quinta se han integrado Cataluña y Canarias.

La siguiente fase se prevé que se lleve a cabo el fin de semana del 17 al 19 de mayo, en las que se integrará la red del Popular ubicada en Aragón, Navarra, La Rioja, Comunidad Valenciana, Baleares, Castilla-La Mancha y Murcia. En total suman unas 350 sucursales, por lo que la integración se habrá completado entonces en unas 950 oficinas.

Cabe resaltar que Banco Popular desapareció como entidad jurídica el pasado mes de septiembre, aunque la marca no desaparecerá completamente hasta que finalice la integración tecnológica con Santander.

Actualmente, en las comunidades integradas los clientes pueden encontrarse con varias oficinas de Banco Santander y Banco Popular a poca distancia, un solapamiento que se resolverá en el marco del proceso de reestructuración que el grupo llevará a cabo en las próximas semanas.

Recientemente, Banco Santander presentó su nuevo plan estratégico a medio plazo para impulsar el crecimiento y aumentar la rentabilidad mediante la inversión en digitalización y mejoras en la capacidad operativa y la asignación de capital.

Esta hoja de ruta contempla un ahorro anual progresivo de costes operativos de 1.200 millones en el medio plazo, de los que 250 millones de euros corresponderán a sinergias adicionales por la integración de Banco Popular, que se suman a los 500 millones que la entidad estimó en el momento de la adquisición.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados