Banca March supera los 1.000 contratos de gestión de carteras

Comment Off

Banca March supera los 1.000 contratos de gestión de carteras

Banca March ha superado la cifra de los 1.000 contratos de gestión discrecional de carteras un año después de poner a disposición de sus clientes este servicio, que desde abril de 2018 complementa a sus soluciones tradicionales de asesoramiento patrimonial, según ha informado en un comunicado.

La entidad ha explicado que el rápido crecimiento de esta rama de negocio se debe a “la confianza que depositan los clientes en el equipo de excelentes profesionales, en quienes delegan la selección y la ejecución de la estrategia de inversión”.

De los más de 1.000 nuevos mandatos que ha obtenido Banca March, 125 se corresponden a Next Generation, un producto de gestión discrecional, lanzado hace unos meses, basado en megatendencias y con servicios de alto valor añadido para los clientes.

Este producto invierte en las tendencias que Banca March entiende que guiarán el futuro: revolución 4.0, sostenibilidad y medio ambiente, y demografía y estilo de vida. Su horizonte de inversión es a largo plazo y está dirigido a clientes que quieren ser partícipes de estos cambios.

Asimismo, Banca March pretende llamar la atención a los más jóvenes, concretamente a la generación ‘millenial’, con Next Generation. Según la entidad, a diferencia del resto de mandatos de gestión discrecional de otras carteras, la barrera de entrada para optar a este producto se sitúa en los 50.000 euros.

Días atrás, la entidad indicó que obtuvo un beneficio neto de 105,2 millones de euros en 2018, un 40,8% menos que un año antes, cuando obtuvo plusvalías por la venta de su participación en ACS por parte de su participada Corporación Financiera Alba.

El resultado del ejercicio no es comparable con el de 2017 por varios motivos, ya que, además de las plusvalías obtenidas entonces, la Corporación Financiera Alba dejó de consolidar desde diciembre en el resultado por integración total y pasó a hacerlo por equivalencia, ha explicado en la presentación de las cuentas el consejero delegado, José Luis Acea.

La cuenta del grupo, en la que se diferencia la actividad bancaria y la de Corporación Financiera Alba, “es más transparente” a partir de ahora.

Esta “distorsión” en los resultados se refleja también en las cuentas de Corporación Financiera Alba, que en 2018 ganó 154,4 millones, frente a 474,1 un año antes, cuando contabilizó 352 millones por la venta del 7,52% de ACS, ha añadido la entidad.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados