Wells Fargo vende su división de planes de pensiones

Comment Off

Wells Fargo vende su división de planes de pensiones

Wells Fargo ha vendido su división de planes de pensiones “Insitutional Retirement & Trust” (IRT) a Principal Financial Group (PFG) por 1.200 millones de dólares (1.064 millones de euros).

Esta división tenía a finales de 2018 unos 827 millones de dólares (733 millones de euros) en activos administrados y 3,9 millones de clientes con planes de pensiones patrocinados por empresas públicas y privadas con ánimo de lucro, conocidos como 401 (k).

Jon Weiss, el director de Gestión de Patrimonios e Inversiones de Wells Fargo, ha señalado que “el negocio del IRT está bien administrado, ha ganado premios y está muy considerado en el mercado”.

El directivo ha enviado un mensaje tranquilizador a los consumidores de este producto asegurando que la operación “beneficia a los clientes, a los participantes en el plan y a los miembros de los equipos”.

Después de este anuncio, las acciones del banco se mantuvieron estables en Wall Street, aunque cayeron un 1,51% en las operaciones bursátiles posteriores al cierre. Por su parte, Principal Financial Group, ha cerrado la jornada oficial sin subidas ni bajadas, pero ha caído un 2,85% en las operaciones posteriores a la clausura del parqué.

PFG cuenta con una plantilla de 16.000 empleados y una cartera de 24 millones de clientes a los que les ofrece productos relacionados con la jubilación, administración de activos y seguros.

Dan Houston, el director ejecutivo de PFG, ha señalado que “la jubilación está en el corazón de nuestro negocio y es el núcleo de nuestro futuro” y ha descrito la compra como “una poderosa combinación para los clientes, los empleados y los accionistas, mientras solidificamos nuestra posición entre los tres principales líderes en mercado de las pensiones en Estados Unidos”.

Además de los 1.200 millones de dólares, el acuerdo prevé una ganancia de hasta 150 millones de dólares (133 millones de euros) vinculada a unos ingresos superiores a lo esperado y pagables a Wells Fargo hasta dos años después del cierre de la operación.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados