BBVA llama a acelerar el cambio interno para hacer frente a los competidores

Comment Off

BBVA llama a acelerar el cambio interno para hacer frente a los competidores

Carlos Torres, consejero delegado de BBVA, ha defendido que es necesario que las entidades aceleren los cambios internos para estar en consonancia con el “brutal” cambio externo que han traído consigo las nuevas tecnologías, en un contexto de incremento de la competencia por la confluencia de la banca con otros sectores.

Así lo ha señalado durante su intervención en el 14º Encuentro del Sector Bancario organizado por EY y el IESE en Madrid, donde ha detallado que el cambio interno pasa por modificar la forma en que las entidades trabajan con un enfoque claro en valores, poniendo al cliente en primer lugar.

“Nosotros pensamos en grande, no solo en el sentido de ser ambiciosos, sino de ser innovadores, romper moldes y sorprender al cliente. Hay que forzar el cambio por el cambio, dando respuesta a la necesidad de acelerar la tasa de cambio interno”, ha explicado.

Sobre los principales retos para BBVA y el sector bancario en general, Torres ha destacado la necesidad de evolucionar y transformar el negocio de las entidades para ayudar de manera más profunda a sus clientes, especialmente en la toma de mejores decisiones para sus objetivos de vida o de negocio, a través de las nuevas herramientas que ofrece la tecnología.

“Hasta ahora, los bancos hemos resuelto problemas en torno al dinero que tenían que ver con la infraestructura. Seguiremos haciéndolo, pero ahora podemos ayudarles a tomar mejores decisiones con su dinero y ahí la tecnología es fundamental, porque a través de ella podemos entender mejor qué objetivos de vida tienen las personas y qué objetivos de negocio tienen las empresas y podremos darles herramientas que les ayuden a tomar decisiones con su dinero que estén mejor alineadas con los objetivos que tienen”, ha explicado el directivo.

En este sentido, Torres ha destacado que aplicar tecnología a los datos es “clave” para industrializar el asesoramiento financiero de los usuarios, siempre con el consentimiento del cliente y sin sacrificar la privacidad si el deseo del cliente es que no se moneticen sus datos. “La privacidad nunca debe ser el precio a pagar por un servicio”, ha apuntado.

Asimismo, ha apuntado a la presión sobre la rentabilidad en un entorno de bajos tipos de interés e incremento de los requerimientos regulatorios para reforzar el capital de las entidades y a la recuperación de la reputación del sector, ya que la confianza del cliente es clave para el desarrollo de su negocio.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados