El FGD aprueba una derrama de 4.500 millones por el ladrillo de Sabadell y BBVA

Comment Off

El FGD aprueba una derrama de 4.500 millones por el ladrillo de Sabadell y BBVA

El Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que se nutre de aportaciones del propio sector financiero pero cuenta con respaldo del Estado, ha informado que aprobará esta semana una derrama de 4.500 millones de euros para evitar que la venta de activos inmobiliarios de Banco Sabadell y BBVA compute como déficit público.

El FGD se reunirá este miércoles, confirman fuentes financieras, para aprobar el pago escalonado en tres años por parte de la banca de la factura que hay que asumir por las ayudas concedidas a Sabadell en la compra de CAM y de BBVA por la de Unnim.

La solución aprobada, según publica Cinco Días, evita que esos aproximadamente 4.500 millones computen como déficit público después de que tanto Sabadell como BBVA hayan acelerado la limpieza de su balance con la venta de ladrillo.

Inicialmente ambas entidades contaban con 10 años para cargar al FGD el 80% de las pérdidas de los activos tóxicos de CAM y Unnim, pero la venta acelerada de estas carteras durante este año han provocado que el pago de esta factura por parte de la banca también se tuviera que realizar con antelación.

Pero si la banca asume de golpe ese abono, se notaría en su cuenta de resultados y como el FGD tiene respaldo público, a ojos de Bruselas podía contar como déficit, algo que se evita fragmentando en tres años esta derrama.

Días atrás, la ministra española de Economía, Nadia Calviño, afirmó que el Gobierno quiere recuperar “al máximo” las ayudas públicas que se concedieron al sector financiero y que la privatización de Bankia será una de las vías.

“El objetivo del Gobierno es recuperar al máximo las ayudas públicas concedidas”, dijo la ministra en la rueda de prensa posterior a la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) celebrada en Bruselas.

Calviño se pronunció así preguntada por el informe publicado por el Banco de España el 23 de noviembre, que elevó a 64.349 millones el coste de las ayudas al sector financiero, y por las medidas que toma el Gobierno para recuperar las ayudas.

A este respecto, señaló que “la privatización de Bankia será uno de los elementos para recuperar una parte de esas ayudas”.

Afirmó asimismo que el “objetivo fundamental” de esas ayudas fue garantizar la estabilidad del sistema financiero y que, desde esa perspectiva, “lo primero que tenemos que conseguir con este dinero es que el sistema financiero contribuya a la estabilidad y canalice crédito a las familias y empresas”.

En : Bancos

Sobre el autor

Artículos Relacionados